En lo que va del año, la Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes ha generado más de seiscientos apercibimientos a propietarios de lotes baldíos, donde algunos se han hecho acreedores a multas económicas de hasta 1 mil 209 pesos, informó el titular de la Sedum, Adrián Castillo Serna.
Esta cantidad de terrenos han sido limpiados tanto por los particulares como por la autoridad municipal, en coordinación con empresas locales con responsabilidad social, a fin de apoyar a ciudadanos en condiciones vulnerables.
Hay lotes baldíos propiedad federal, estatal y municipal, y con el apoyo de obras públicas y servicios públicos se están limpiando, informó el funcionario capitalino.
Sin embargo existen cientos de lotes baldíos que requieren una atención inmediata por parte de sus dueños, quienes incluso pueden solicitar el servicio a esta administración capitalina vía del programa de miércoles ciudadanos o por vía telefónica.
Existen tres tipos de lotes baldíos. Uno de ellos es propiedad particular, donde su dueño no cuenta para invertir para cercarlo y cuidarlo, lo que genera un problema colectivo porque los vecinos echan basura, se convierte en un foco de contaminación, crece la maleza y se esconden infractores de la ley.
Este problema se atiende y basta un reporte telefónico para que mediante sistema, la Secretaría de Desarrollo Urbano acceda a la base de datos catastral para localizar a los propietarios y se le envía un exhorto y requerimiento para que lo limpien, so pena de una sanción.
Hasta ahora se ha tenido una buena respuesta, donde muchas personas lo han limpiado, otros se acercan diciendo que no pueden e incluso otros ni siquiera viven en el Municipio de Aguascalientes.
En este momento se tiene el caso de un propietario de un lote baldío que colinda con un kínder y una primaria en Boulevard San Marcos con segundo anillo de circunvalación, donde la maleza ha crecido y los vecinos arrojan basura. Se ha requerido al dueño, quien explicó que por ser un terreno tan grande no lo ha podido cercar y los vecinos clandestinamente van y arrojan ahí la basura, escombro.
El dueño se ha comprometido a limpiarlo, porque la fauna nociva se mete a las escuelas y representa un posible riesgo y daño para los infantes. En otros casos, el gobierno municipal ha apoyado a limpiar los terrenos de personas en condiciones vulnerables que no tenían ni para pagar el predial de su predio, concluyó.