El incremento registrado en los últimos meses en el precio del pan dulce y salado, el cual en algunos casos supera los 12 pesos por pieza, ha generado que panificadoras mantengan de momento una demanda importante por la venta de pan frío, el cual ha tenido gran aceptación.
El presidente del Grupo de Industriales de los Panificadores, Jaime Álvarez, precisó que para algunas zonas de la ciudad como es al oriente, se ha tenido una importante aceptación por la venta de pan de otro día, el cual resulta más accesible para las familias.
Destacó que la calidad general del producto que se ofrece, permite que el pan del siguiente día se mantenga en buenas condiciones, lo que ha resultado interesante para algunas familias quienes acostumbran a consumir el producto de manera tradicional. Lo anterior, dijo ha permitido que los establecimientos dedicados a la venta de pan, vean mejoradas sus ventas evitando que existan mayores mermas por el producto no colocado en el marcado.
El líder de los tahoneros, reconoció que desde el año pasado han tenido que hacerle frente a complicaciones ocasionadas por la venta de insumos hasta en más del 100%, lo que orilló a tener que hacer ajustes en sus precios para el consumidor final. De la misma manera, pidió el apoyo de las familias para que continúe la aceptación del producto en mención, al ser generadores importantes de trabajo, confiando que el segundo semestre del año las ventas sean aun mejor.
“El pan tiene calidad importante, en ocasiones hay familias que prefieren comprar algunas piezas del otro día y ahorrar de esa manera. La verdad es que eso también permite a los tahoneros que no haya pan desperdiciado”, concluyó.