Frente a las reducidas prerrogativas que este 2020 recibe el PRI a causa del descuento de las multas aplicadas por diversos conceptos, el presidente Herminio Ventura Rodríguez aseveró que para el proceso electoral 2021 aquellos que sean candidatos a los puestos de elección popular deberán hacerse responsables de sus campañas y sus excesos o faltas administrativas.

Tradicionalmente, el PRI se ha encargado de pagar las multas derivadas de procesos electorales, sin embargo ahora se evalúa un mecanismo como la firma de un documento que ellos deberán responder si no están atentos al manejo de los dineros de su campaña política, es decir, los aspirantes tendrán que pagar con su propio dinero si propician la generación de multas por parte de la autoridad electoral.

A lo largo de este año, el presupuesto mensual ha sido de 900 mil pesos, pero aparte de la nómina se tienen deudas procedentes de otras administraciones que están siendo liquidadas, es decir el 30% de las prerrogativas se van a este último concepto.

Esta sería la primera ocasión en que se aplicaría una medida de este tipo, pero la necesidad es que los candidatos sean responsables y no se propicien situaciones de sanción económica y por esa situación se vive actualmente una crisis financiera dentro del Partido Revolucionario Institucional.

Si se logra incrementar la votación se accederán a más prerrogativas, pero por ahora deben seguirse pagando las deudas todo este año y no se terminarán de liquidar, el INE retiene esos recursos derivados de multas.

“Sin duda que los funcionarios priistas vigentes han estado apoyando al Partido Político para poder atender sus obligaciones”, apuntó.

Finalmente, comentó que las multas que en la actualidad se pagan al INE responden a que en comicios anteriores los candidatos no enteraron algunos de sus gastos y por ende fue una importante fuga de recursos, y el otro concepto que ya se resuelve fue por usar un edificio a nombre de un Consejo y no del Partido Revolucionario Institucional.