Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

Villahermosa, México.- El Presidente López Obrador reconoció que tiene diferencias políticas con el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, sin embargo aseguró que no participa en cuestiones partidistas y que no está relacionado con desmanes tras protestas de ayer en Guadalajara, por lo que le pidió presentar pruebas.

Esto luego que el Mandatario estatal acusó que intereses construidos desde la Ciudad de México, desde los “sótanos del poder”, estuvieron detrás de los actos vandálicos tras la marcha por el crimen de Giovanni López.

“Yo tengo diferencias con el Gobernador de Jalisco, diferencias políticas, ideológicas, pero actúo con responsabilidad y no me inmiscuyo, no participo en cuestiones partidistas, no soy jefe de grupo, jefe de partido, represento al Estado mexicano, no tengo yo ningún propósito de afectar autoridades locales”, aseguró.

“No tengo yo que ver nada con lo que sucedió en Jalisco. Si tiene el Gobernador pruebas, que las dé a conocer, el que acusa tiene que probar para actuar de manera responsable”.

En conferencia desde Villahermosa, Tabasco, el Mandatario lamentó el fallecimiento de Giovanni López, quién fue detenido por policías estatales y luego reportado muerto, y se dijo a favor de resolver los problemas con diálogo y sin violencia.

Indicó que las indagatorias corresponden a las autoridades locales y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Debe de hacerse (una investigación) pero corresponde a la autoridad local y considero que a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, solo si lo decide la Fiscalía General, porque es una institución independiente, autónoma, si hay elementos también para que intervenga la Fiscalía General, sin duda la Comisión de Derechos Humanos es de oficio pero nosotros no intervenimos, no me meto en cuestiones partidistas por la investidura presidencial”, apuntó.

López Obrador insistió en que no busca confrontación con ningún Gobernador, pues aseguró que respeta a las autoridades y la soberanía de los estados.

“No vamos a dar motivo a que se esté especulando de que nosotros tenemos interés en perjudicar al Gobierno de Jalisco, no vamos nosotros a caer en ese juego, por eso nos hacemos a un lado, no es la primera vez que se tienen diferencias y no contestamos, no respondemos, ahora va a ser lo mismo. Para que haya pleito se necesitan dos y nosotros no queremos pelearnos, cada quien tiene que asumir su responsabilidad y somos respetuosos de la independencia que tienen las autoridades municipales y de la soberanía que tienen los gobiernos de los estados”, comentó.

“No tenemos interés en pelearnos con ningún Gobernador, tenemos interés en enfrentar los grandes y graves problemas nacionales, a eso me dedico y no soy hipócrita porque no soy conservador, no tiro la piedra”.

Ayer, el Gobernador Alfaro señaló que el interés de un sector de los manifestantes, los que atacaron el Palacio de Gobierno, incendiaron patrullas y prendieron fuego a un policía, era provocar al Gobierno.

“Le pido al Presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá y estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al País con este ambiente de confrontación, porque son ellos justamente los que han generado todo esto que estamos viviendo”, acusó.