Angela Janayna Mendoza Parada 
Agencia Reforma

Madrid, España.- Shakira y Gerard Piqué continúan sin llegar a un acuerdo de custodia de sus dos hijos, esto tras dos meses de anunciar su ruptura.

De acuerdo a fuentes cercanas, tanto los abogados de Shakira como de Piqué mantienen un tenso tira y afloja en lo relativo a sus dos hijos, -Milan, de 9 años y Sasha de 7-, quienes para ambos son su máxima prioridad en estos complicados momentos.

Entre los conflictos está que la intérprete de «Te Felicito» quiere mudarse a Miami con los pequeños para despegar su carrera en Estados Unidos; sin embargo, el futbolista no está dispuesto a que sus hijos abandonen Barcelona, donde tienen su colegio, sus amigos y a su familia.

La negociación para conseguir llegar a un acuerdo se está alargando más de lo previsible, debido a que ninguno está dispuesto a ceder en lo relativo a sus niños.

Dicha situación ha provocado que la relación entre la ex pareja sea del todo menos amistosa. Tanto es así que Piqué ni siquiera entra ya en el domicilio familiar y, cada vez que va a recoger a los pequeños, tiene que esperar en la puerta como si fuera un desconocido.

Tras pasar tres semanas de vacaciones en Estados Unidos y México con Shakira, Milan y Sasha se reencontraron con su papá para pasar la próxima quincena junto a él.