Con la intención de inhibir las conductas violentas hacia los menores de edad y proteger su integridad física, sexual y emocional, los diputados aprobaron nuevas reformas al Código Penal local, en donde se establece que quien sostenga relaciones sexuales con ellos será acusado por violación equiparada y la violencia de pareja, mismas que serán juzgadas con agravantes.
Con la votación mayoritaria de los diputados locales y la abstención de 2 de ellos, se determinó que quien sostenga relaciones sexuales con una o un menor de edad, aún con su consentimiento, cometerá el delito de violación equiparada, y como tal se estableció un nuevo rango de edad para las víctimas de este ilícito, incluyendo a los adolescentes mayores de 14 años y menos de 18 años de edad.
Sobre esta iniciativa presentada por los diputados morenistas José Manuel González Mota y Heder Guzmán Espejel, este último expresó en tribuna que los movimientos nacionales que buscan proteger los derechos humanos, “nos obligan a reflexionar sobre el cuidado que debemos propiciar a la niñez y adolescencia ante los depredadores sexuales”, etapa primordial de las personas que marca su desarrollo, estabilidad emocional y de identidad sexual para el resto de su vida.
En su momento, la diputada priista Elsa Amabel Landín Olivares subrayó que las reformas que ahora se plantean son claras, de manera que si un adulto sostiene relaciones sexuales con un menor de 18 años de edad, aun con el consentimiento, será considerado como responsable de violación equiparada y por lo tanto, tendrá que enfrentar los castigos establecidos y que entrarán en vigor a partir de la publicación de esta reforma en el Periódico Oficial del Estado.
También fue aprobado el dictamen presentado por los integrantes de la Comisión de Igualdad Sustantiva, el cual contiene la iniciativa de Equidad de Género para reformar la Ley que Crea el Organismo Público Descentralizado de Radio y Televisión de Aguascalientes, con la que se pretende implementar un marco normativo para que se prohíba la emisión de contenidos que promuevan estereotipos de género y fomenten la desigualdad entre ambos sexos.
Lo que se quiere es que se evite el fomento a la desigualdad entre hombres y mujeres, para no permitir la vulneración de los derechos humanos de la mujer, y por el contrario, garantizar el acceso a un ambiente libre de violencia e igualdad; “las nuevas generaciones nos están enseñando a construir una sociedad donde el respeto a cada manera de pensar, sentir y amar debe de tener un marco jurídico”; por lo que se pronunció a favor de revisar las leyes secundarias para que ninguna mantenga esquemas que se contradigan con las reformas aprobadas en esta materia.