Una sexagenaria que atraviesa por problemas de depresión, pretendió quitarse la vida al ingerir medicamento controlado, afortunadamente su hijo se percató de lo anterior de manera oportuna, solicitando el apoyo de las autoridades y logrando evitar se consumara un nuevo suicidio.
Alrededor de las 11:00 horas de ayer, el número de emergencia, atendió la llamada de apoyo, en la cual solicitaban la intervención de las autoridades, debido a que en un domicilio ubicado sobre la calle Leo en la colonia Estrella, una mujer había pretendido quitarse la vida. De esa manera, elementos de la Policía Municipal se trasladaron hasta el lugar, donde al llegar fueron atendidos por quien dijo llamarse Francisco, de 40 años de edad, quien precisó que instantes antes su madre de 65 años de edad, había atentado contra su vida al ingerir varias pastillas de losartán y fluoxetina, ya que su madre presenta cuadro de depresión.
Por lo anterior, tras brindarle los primeros auxilios y encontrar a la paciente orientada, los oficiales de la policía preventiva recomendaron su traslado a un psicólogo, por lo que refirió el hijo de la sexagenaria que la trasladaría por sus medios.