En sesión de la Diputación Permanente, la legisladora Sanjuana Martínez presentó un posicionamiento en contra de la acción de inconstitucionalidad, promovida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, respecto del requisito de no ser deudor de pensión alimenticia para ocupar un cargo público como parte de la iniciativa ciudadana 3de3 contra la violencia.
Aseveró que, “las mujeres no permitiremos que la CNDH pase por alto los preceptos convencionales, constitucionales y legales que protegen los derechos humanos de los menores; y que deje de lado el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y el principio del interés superior de la niñez, ponderando el derecho a la no discriminación”.
Por otra parte, la diputada Alma Hilda Medina presentó una iniciativa de reforma al artículo 9º de la Ley del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, a fin de incluir un nuevo miembro en la integración de los vocales del Patronato.
Se refirió a la necesidad de incluir a un representante de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados. Además de su presidente, secretario y tesorero, el Patronato quedaría integrado por seis vocales de la sociedad civil.
Es conveniente que en este proyecto se incluya a la industria restaurantera, junto con el sector hotelero y el comercio, los cuales son pilares fundamentales para el éxito de la Feria Nacional de San Marcos.
En otro orden, el diputado Juan Regalado Ugarte, presentó un posicionamiento a causa del 22 aniversario de aquel día donde Aguascalientes tuvo los ojos del mundo encima por el infame letrero de un balneario de la ciudad que decía: “Se prohíbe la entrada a perros y homosexuales”.
Veintidós años después, consideró que Aguascalientes y el Congreso del Estado continúan en deuda con la población LGBTTTIQ, motivo por el cual hizo un atento llamado al Poder Legislativo para que no se olvide esta deuda histórica y todos sean empáticos, concluyó.
Para finalizar, el diputado Cuauhtémoc Escobedo presentó un posicionamiento acerca del aumento inflacionario registrado en el último año, particularmente en los productos de la canasta básica.
De acuerdo con datos del INEGI, en el mes de julio de 2022 se tuvo la tasa más alta de inflación en México desde diciembre del año 2000, con un incremento general en los precios de 8.96% respecto al año 2021. Sin embargo, la situación es crítica en los productos de la canasta básica que presentaron incrementos hasta del 30%.