En lo que va del año, el sistema de alumbrado público capitalino acumula afectaciones diversas por los 96 postes chocados y/o derribados por vehículos particulares en situación de accidentes; el robo de tres transformadores eléctricos que dejan sin iluminación a la vía publica y de doce reflectores del bajo puente de López Mateos y Gómez Morín.

Miriam Rodríguez Tiscareño, secretaria de Servicios Públicos del Municipio de Aguascalientes, se declaró preocupada por todas estas situaciones y en especial por el último robo ocurrido el pasado martes en el bajo puente de la avenida López Mateos, e incluso se inició una investigación con la Secretaría de Seguridad Pública para detectar a los presuntos responsables.

“El sistema de alumbrado público enfrenta actualmente un delicado problema a causa del vandalismo, pues se roban cableado y transformadores en diferentes zonas que afectan a diversos circuitos, motivo por el cual se solicita la colaboración ciudadana para que reporte al 072 cualquier situación anómala”.

Respecto a los 96 postes chocados por vehículos en los primeros siete meses del año, la Secretaría de Servicios Públicos capitalina apuntó que mediante los operativos de reducción de velocidad en las calles y avenidas, se han ido reduciendo gradualmente los accidentes.

Cada vez que un vehículo se estrella contra un poste de alumbrado público, el automóvil se detiene y se lleva a la Pensión Municipal, para que el presunto responsable se encargue de pagar los daños del poste y de los circuitos eléctricos y del reemplazo de la luminaria y hacer la conexión.

La reposición de los postes con pérdida total cuesta alrededor de 25 mil o 30 mil pesos y lamentablemente no se pueden colocar de inmediato, porque los dineros ingresan a las arcas municipales y se debe esperar al siguiente presupuesto para que se reintegren esos dineros a la dependencia y se puedan reponer y en la actualidad suman unos 60 en estatus de pendiente.