Hasta el 20% de los operadores de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del estado de Aguascalientes ya no regresaron a trabajar a sus unidades, al formar parte de los grupos denominados vulnerables en esta contingencia sanitaria por el COVID-19, informó su dirigente Óscar Romo Delgado.
Asimismo, el presidente de la AUGTEA señaló que este gremio se encuentra a la espera de ser recibido por el Secretario General de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat para solicitarle el apoyo urgente para contener al servicio pirata de pasajero dentro y fuera de la ciudad, cuya actividad es frecuente dentro del Centro Comercial Altaria y a la salida a San Luis Potosí.
“Esta problemática ha sido planteada ya a la Coordinación de Movilidad y a la Dirección de Transporte, cuyas dependencias no han emitido una respuesta u operativo para acabar con las malas prácticas por parte de vehículos particulares que no operan con plataformas de transporte”.
Explicó que en el Centro Comercial Altaria hay una persona que sube a los pasajeros a los vehículos particulares que van formados en fila y hacen la función de taxi cuando no son, los cuales se ubican en la entrada principal de ese lugar.
“Otra circunstancia que estimula a los vehículos “piratas” y los particulares es la realización de eventos masivos, lo cual se ha frenado en los últimos meses a causa de la contingencia, pero esas actividades regresan gradualmente y en consecuencia esta situación hace competencia desleal al servicio taxista”.
Los taxistas difícilmente pueden saber si un vehículo particular es pirata o trae plataformas de servicio a particulares, pero se observa cuando alguien hace la parada y si el taxi va ocupado de inmediato se detiene otro detrás y ofrece el servicio al ciudadano.
“En lo que va del mes de julio, el trabajo se encuentra irregular, algunas horas del día con mucha actividad y en otras está muy flojo, lo cual preocupa al gremio porque su objetivo es llevar recursos económicos para el sostenimiento de sus familias. Todavía no se ha logrado recuperar entre un 30 y 40% de los pasajeros en tiempos normales”, concluyó.