Staff
Agencia Reforma

Guadalajara, México 14-Apr-2022 .-El triduo estelar de la Semana Santa abre con el Jueves Santo, cuyos actos litúrgicos fijan como centro el don del servicio y la importancia de la eucaristía para la Iglesia Católica.

Para entender sus significados, te presentamos las claves de la fecha que en 2022 se estableció hoy, con información de Hugo Gaucín, encargado de espiritualidad en el Centro Católico de Comunicaciones en Guadalajara.

REUNIÓN DEL CLERO
La piedra angular del catolicismo es la misa y, en ella, su clímax es el sacramento de la comunión.
El acto más importante marcado en el calendario litúrgico es la celebración de la misa crismal.
Es el único día en el año donde el Clero de la diócesis o arquidiócesis se reúne con su
obispo, frente a quien debe renovar las promesas del sacerdocio.

SANTOS ÓLEOS
Esta misa es la ocasión para entregarles los aceites exclusivos, también llamados «santos óleos», destinados a ceremonias específicas.
Estos son:
Santo crisma. Hecho a base de olivo y un bálsamo de suave aroma. Lo utilizan para imponer sacramentos.
Para catecúmenos. En esta religión el bautizo se realiza en los niños, normalmente antes de cumplir su primer año. Aunque es poco común, existen personas que en edad adulta se convierten al catolicismo y deciden bautizarse. Para ellos se utiliza un aceite especial.
Unción de los enfermos. Cuando un creyente se encuentra en el lecho de muerte o es presa de una terrible enfermedad, es normal que llamen a un sacerdote para que le aplique los «santos óleos».
La ceremonia se oficia por la mañana y, aunque puede ingresar el público en general, es dedicada específicamente al presbiterio.

NÚCLEO CRISTIANO
En los templos católicos está prohibido comer o beber. De manera irónica, las misas nacieron de una comida, la llamada Última Cena.
Con el tiempo, sólo se permite tomar vino de consagrar e ingerir la hostia.
«El Jueves Santo es el núcleo de la existencia cristiana», señala Hugo Gaucín.
Esto se debe a que, cuando el sol baja, es el momento propicio para realizar la misa que, justamente, celebra la institución de la eucaristía.
De acuerdo con los Evangelios, antes de su aprehensión Jesús se reunió con sus 12 discípulos a cenar. En el acto instituyó la eucaristía metaforizando su sangre con el vino y su cuerpo con el pan u hostia.

VALOR DEL SERVICIO
Si el maestro se atrevió a lavarles los pies a los apóstoles, no habría impedimento en los demás para predicar los valores de la humildad y el servicio social.
Esto se representa con el lavatorio de pies, que ha evolucionado según los signos de los tiempos.
Era común escenificar el pasaje durante la misa colocando a 12 hombres. En la actualidad, y de acuerdo con el criterio del ministro que oficie, es posible ver a niños, mujeres, adultos mayores? la sociedad representada.
«Es un signo y quiere manifestar la enseñanza de Cristo de estar siempre al servicio, cuando les lava los pies: si yo soy el maestro y hago esto, entonces ustedes están llamados al servicio», expuso Gaucín.
La misa de la Última Cena se recomienda oficiarla al caer el sol y, en ella sí, se llama a todos a participar.

¡Participa con tu opinión!