Luego de que hasta el 80% de los negocios relacionados con la venta de alimentos se han visto severamente afectados por el periodo de confinamiento a consecuencia del COVID-19, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) ha lanzado la campaña “Orgullo Aguascalientes”, cuyo objetivo es subsanar dentro de lo posible la merma que vienen arrastrando y que compromete de manera importante su futuro.
El presidente Claudio Innes Peniche explicó que con la intención de preservar el número de empleos en negocios afiliados, así como evitar el cierre definitivo en corto plazo, es necesario el apoyo de los ciudadanos para que le den prioridad a establecimientos locales, al momento de realizar cualquier compra.
Desde que fue declarada la alerta sanitaria y hasta la fecha, los restaurantes que permanecen abiertos con esfuerzos para que eso suceda, han visto afectadas sus ventas hasta del 90%, mientras que la gran mayoría han optado por bajar la cortina hasta que sea superada la contingencia, aunque en caso de que se prolongue demasiado, una parte importante de los negocios del giro de alimentos podrían incluso ya no abrir.
Datos de oficinas centrales de Canirac detallan que la industria restaurantera compra 100 mil millones de pesos de insumos y productos nacionales al año. De los cuales, cerca del 60% está relacionado con insumos agrícolas.
“Pedirle a la sociedad que aunque sea en formato para llevar acuda a los servicios de los restaurantes, también a los que tienen sistema de entrega a domicilio, no se olviden del sector y en la medida de lo posible pues procuremos consumir local”, refirió Innes Peniche.