El presidente del Enlace de Transporte Colectivo Foráneo, Armando Santana Valdez, informó ayer que este gremio se encuentra relegado a una segunda o tercera opción por parte de la Coordinación de Movilidad para abordar las diferentes problemáticas vigentes de este sector que congrega a 440 concesiones y más de 600 choferes.

“Es importante que la autoridad de movilidad nos considere también como una prioridad como el resto de los sectores de transporte, motivo por el cual este sector se encuentra en espera de que se nos abra un espacio para atender las necesidades del colectivo foráneo”, comentó.

En este momento se ha sumado otro asunto en la agenda de trabajo del transporte foráneo como es la próxima revisión de tarifa en el mes de marzo próximo, independientemente de que se autorice o no, la Ley de Movilidad lo establece para revisar los esquemas financieros.

En años anteriores, los concesionarios han pagado los estudios externos, pero ahora debe dialogarse y acordarse quién deberá cubrir los costos de esos diagnósticos financieros del gremio, ya que la ley establece la existencia de un fondo de movilidad que prevé el pago de los estudios financieros para las distintas modalidades.

Entonces, el Enlace Colectivo Foráneo quiere saber si pagará el estudio y a su vez lo presentará a la autoridad competente, o bien ellos deberán realizar el estudio aportando obviamente este sector la información que se requiere para integrarla en su momento.

“Por ello, la necesidad apremiante es reunirnos con la Coordinacion de Movilidad para definir si ellos lo harán o si estará en la responsabilidad de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo. En el año 2020, este gremio hizo el estudio con un despacho externo y costó 30 mil pesos, y al final no se autorizó un ajuste tarifario con la justificación de que iniciaba la pandemia y no se podía castigar a la ciudadanía”, concluyó.