Resulta lamentable que el presidente de México se niegue al diálogo con los gobernantes estatales que sólo piden un trato equitativo en cuanto a la distribución de los recursos económicos, no por ceder ante las propuestas de los mandatarios de los estados, sino para atender las necesidades de los ciudadanos que están siendo afectados, expresaron el presidente del Consejo Coordinador Empresarial y el vicepresidente del mismo, Raúl González Alonso y Humberto Martínez Guerra, respectivamente.

Luego de presentar a algunos de los integrantes de la nueva mesa directiva del CCEA, González Alonso expresó que tal como se han presentado las cosas hasta ahora, si el mandatario local decide salir del Pacto Federal, podría ser peor el castigo, no tanto para el gobernador Martín Orozco, sino para los ciudadanos, pues “ha sido una constante el recorte de participaciones presupuestales a varias entidades, entre ellas Aguascalientes”.

Ante esta situación, consideró que salir del Pacto Federal no es la solución al tema, antes bien, la propuesta viable es que se sienten a tratar de dialogar los gobernadores con el presidente de México y llegar a un acuerdo en beneficio de todas las partes, aunque de entrada se ha visto complicado ante la imposición federal que se siente agraviada pero con el poder.

Particularmente Aguascalientes ha sufrido recortes presupuestales de manera frecuente en los últimos dos años, lo cual se ha convertido en una constante en la mayor parte del país, por ello es que 10 de los gobernadores han planteado la posibilidad de salir del Pacto federal, pero esto sería contraproducente para las diversas entidades que tienen la idea, el problema es que “se ha estado castigando no sólo a los gobernadores que no piensan como el presidente, sino que se trata de un castigo a la población”, subrayó.

Y es que, a decir del líder del principal organismo de la iniciativa privada local, “el presidente está demoliendo todas las instituciones” y por eso es que se hace el reclamo ante las acciones emprendidas.

Por su parte, Martínez Guerra resaltó que tradicionalmente el Gobierno Federal se esfuerza y representa un símbolo de unidad, “sería alguien que suma y agrupa, pero lo que vemos ahora es un presidente que se aísla y que se está quedando solo. Ahora hay 10 estados del país que de manera clara y definida han solicitado que se dé un trato correcto y equitativo”.

Por lo que respecta a Aguascalientes, puntualizó, se ha demostrado que se trata de una entidad unida y el grueso de la población, y por lo que respecta a los sectores productivos, mantendrán su apoyo en la lucha del gobernador para atraer recursos para atender las necesidades de la ciudadanía.