Martín Aquino 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Aunque en Jalisco las personas que no usen cubrebocas durante una contingencia sanitaria podrían ser arrestadas hasta por 36 horas, la diputada emecista Elizabeth Alcaraz replicó que la medida sólo sería aplicable a ciudadanos «rebeldes».
Grupo REFORMA publicó que la Comisión de Salud del Congreso local aprobó una reforma que, de ser avalada por el Pleno, permitiría a las autoridades estatales o municipales arrestar a quienes no usen mascarilla cuando se establezca como obligatoria ante una emergencia sanitaria.
Alcaraz, autora de la iniciativa, afirmó que si bien se prevé aplicar la detención por no usar cubrebocas, ese castigo sería conmutable con ocho horas de trabajo en favor de la comunidad, y únicamente aplicaría para quienes se resistan a usar la mascarilla pese a la solicitud de autoridades.
«¿Cuándo se va a aplicar esta medida? Cuando la persona mayor de 18 años actúe en rebeldía después de ser amonestado previamente, y se niegue a cumplir los requerimientos o disposiciones de la autoridad sanitaria provocando con ello un riesgo a la salud de las personas durante el tiempo que esté vigente la disposición aplicable», dijo.
«Esta medida la tiene que emitir la autoridad sanitaria cuando efectivamente especifique claramente tiempo, lugar y circunstancia; no es para este momento, es para cuando la autoridad sanitaria diga que, en tal lugar del Estado de Jalisco, durante tanto tiempo, se requiere aplicar una medida sanitaria de esta magnitud».
Refirió que la ley vigente ya prevé el arresto de 36 horas para quien incumpla disposiciones de la autoridad sanitaria y, en ese punto, sólo se agregaría que la sanción podría ser conmutable con horas de trabajo.
Sin embargo, el documento que fue aprobado en la Comisión de Salud indica que el uso de cubrebocas sería una medida de seguridad obligada ante una contingencia sanitaria, por lo que al incumplirla procedería el arresto.