Últimamente no había muchos motivos para hablar de Serena Williams, compitió por última vez a finales del mes de septiembre cuando se retiró de la segunda ronda del Abierto de Francia por una lesión en el tendón de Aquiles, algo que seguro afectó a sus apostadores en casino online NetBet. Desde entonces ha estado descansando y entrenando para la nueva temporada. Los últimos días su nombre apareció inesperadamente en los titulares del mundo después de que Ion Tiriac, ex tenista rumano y ahora dueño del Abierto de Madrid, hiciera comentarios desagradables. Tiriac estaba hablando en un programa de televisión de su país donde le preguntaron qué pensaba antes de la final de Wimbledon 2019 donde se enfrentaron Serena William y Simona Halep. Tiriac respondió, refiriéndose a Williams, que a esta edad y con el peso que tiene ya no se mueve tan ágilmente como lo hacía hace quince años, luego agregó: “Serena fue una jugadora sensacional. Si tuviera un poco de decencia, se retiraría “.

Estos comentarios simplemente reflejan lo que Serena Williams tuvo que tolerar y hacer frente a lo largo de su carrera. Incluso cuando no está haciendo nada importante. En algún momento siempre debe enfrentar comentarios racistas o sexistas de personas que tienen una posición elevada dentro de su propio deporte. Un pésimo ejemplo para el tenis juvenil. Vale la pena recordar que hace dos años, durante los primeros meses a su regreso por la baja de maternidad, Tiriac también nuevo avergonzó su peso: “Con el debido respeto, tiene 36 años y 90 kilogramos”, dijo en esa ocasión a la revista Sport Bild de Alemania: “Me gustaría ver algo más, me gustaría ver a un jugador como Steffi Graf”.

En el año 2018, después de que Serena regresara a la competencia Grand Slam en París con un mono puesto, Bernard Giudicelli, el presidente de la federación francesa, declaró que no permitirá más ese tipo de conjuntos el próximo año: “El atuendo de Serena este año, por ejemplo, ya no sería aceptado. Hay que respetar el juego y el lugar ”. En 2014, el presidente de la federación rusa de tenis Shamil Tarpischev se refirió a Serena y a Venus, su hermana, como los “hermanos Williams” en un programa de entrevistas. Williams es una referente para todas las mujeres negras y una de las mas imortantes figuras deportivas del mundo, sin embargo ningún atleta ha recibido abusos más constantes que ella, lo que nos da prueba de su éxito y fortaleza para que las voces ajenas no la afecten.

El tenis es uno de los deportes femeninos más destacados del mundo, el éxito de las apuestas deportivas NetBet son prueba de eso, pero lamentablemente está repleto de personas con posiciones de poder que han mostrado una y otra vez actitudes de misoginia y racismo repudiables a la vista de todo el mundo. Aunque algunos han recibido castigos, estos hechos se han considerado como incidentes aislados. Hasta ahora no ha habido iniciativa de parte de los órganos rectores para encarar estos hechos de forma preventiva. Estas actitudes avergüenzan al mundo deportivo, debe haber plantear un código de conducta con reglas claras para dar seguridad a sus jugadores y que puedan realizar en paz su trabajo.