Serena Williams quiere su revancha

Es bien sabido que el final de la carrera de Serena Williams está cerca, ya que la estadounidense cuenta con 38 años de edad y no ha mostrado el mismo nivel físico desde el 2017 que tuvo a su hija.
El día de hoy Serena comienza un nuevo camino en el US Open, uno de sus torneos favoritos al estar en casa; a diferencias de años pasados, la tenista no tendrá el mismo cariño y afecto en las gradas por culpa de la pandemia de COVID-19, pero su nivel y experiencia podría llevarla a alzar nuevamente este torneo.
Para fortuna de Serena, la americana arrancó en buena posición dentro del torneo al ser la sembrada número 3, esto debido a las bajas de las mejores tenistas del mundo, ya que Williams es número 8 en el ranking WTA.
Quien ocupa el liderato del ranking es Ashleigh Barty, quien no estará en el US Open, así como la número dos, Simona Halep, que anunció que no participaría en el Grand Slam. Esto deja en primer lugar del torneo a la número tres del mundo, Karolína Plisková, quien arrancó ayer el torneo con pie derecho al vencer a Anhelina Kalinina.
Después en cuarto lugar esta Sofía Kenin, quien ocupará el segundo sitio del torneo; la estadounidense iniciará su camino mañana ante una debutante. Tenistas como Elina Svitolina, Bianca Andreescu y Kiki Bertens, quienes ocupan el quinto, sexto y séptimo lugar del ranking, respectivamente, no estarán en el torneo, por lo que Serena Williams ocupará el tercer lugar del US Open.
Esta ventaja le permitió contar con varias debutantes o clasificadas en su grupo, por lo que Serena podría tomar ventaja para avanzar sin desgastarse tanto en el campeonato; el día de hoy la máxima ganadora de Grand Slam en la historia jugará ante su compatriota Kristine Ahn, a las 13:00 horas, tiempo de México.
Cabe señalar que Serena Williams fue subcampeona del 2019 al caer en la final ante la canadiense Bianca Andreescu, quien estará ausente en esta edición. Serena sólo ha ganado un torneo desde enero del 2017, y para colmo, desde entonces ha perdido un total de cuatro finales de Grand Slam, siendo Wimbledon 2018 y 2019, y el US Open de 2018 y 2019, por lo que quiere tomar revancha y ganar un torneo de elite más en su carrera.