A la alza el robo de vehículos en el país y en el estado. De acuerdo al presidente nacional de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Finanzas, Carlos Latorre López, este año está un 16% arriba con respecto al mismo periodo del año pasado, lo cual dijo es muy preocupante, toda vez que la mayoría de los casos son robos con violencia y mediante asaltos. Consideró que este incremento es reflejo de que las autoridades no están haciendo bien su trabajo, además de la corresponsabilidad de los ciudadanos.

De visita por la entidad tras presidir el Foro Regional de la AMASFAC Aguascalientes, Latorre López expresó la preocupación del sector asegurador ante el alza en los robos de automóviles que este año se disparó, ya que dijo, ello pone en riesgo la integridad de las personas y provoca que las aseguradoras tengan que subir el precio de las primas para poder pagar estos hurtos.

“Necesariamente en el seguro se dividen las pérdidas entre todos, y la aseguradora lo que hace es juntar el dinero para poder pagar estos robos. Si no alcanza ese dinero, tiene que cobrar más”.

Entrevistado por El Heraldo, el presidente nacional de la AMASFAC lamentó que ciudades como Aguascalientes, que tradicionalmente son tranquilas, también han reportado este año un aumento de robos a casas habitación, así como a cajeros automáticos, lo cual dijo es preocupante y refleja que la autoridad no está haciendo su trabajo.

“Definitivamente hay mucho por hacer desde la parte de la autoridad, hay que controlar y hay que aplicar un adecuado Estado de derecho, pero también es mucha la responsabilidad que tenemos los ciudadanos; debemos de ser muy cuidadosos, tenemos que repudiar cualquier acto de corrupción porque lo que hay detrás de la corrupción es delincuencia, es crimen”.

Finalmente, Latorre López dijo que a nivel nacional las pérdidas que han generado los robos, incendios y demás siniestros para las Aseguradoras representan costos mayores a los 300 mil millones de pesos. De ahí que negó la percepción de mucha gente en el sentido de que los seguros no pagan.