Guadalupe Irízar 
Agencia Reforma

CDMX.- Los ciudadanos nacidos en el mes de agosto serán los primeros convocados por el Instituto Nacional Electoral (INE) para participar como funcionarios de las mesas de casilla en las elecciones del próximo 6 de junio de 2021 en el País.

En el marco de la sesión ordinaria del Consejo General de este martes, se realizó en el salón, de manera presencial, el sorteo de los meses del año que servirán de base para el inicio de la capacitación de los ciudadanos a los que se les invitará a formar parte del casi millón y medio de personas que fungirán como funcionarios de casilla.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, hizo notar la importancia de este procedimiento para garantizar la cadena de confianza en los procesos electorales.

“Este es uno de los pasos más importantes de nuestro sistema electoral, un paso por cierto que hoy forma parte de la normalidad y que tiende a obviarse, para poder garantizar lo que hemos denominado la cadena de confianza de las elecciones”, señaló Córdova.

El sorteo, explicó, representa el punto de partida de la insaculación de la ciudadanía que deberán ser el equivalente al 13 por ciento de cada sección electoral, que serán visitados casa por casa e invitados a participar de manera voluntaria como funcionarios del INE el día de la jornada electoral, el 6 de junio.

Serán visitados y capacitados por más de 41 mil capacitadores y asistentes electorales.

El presidente del INE explicó que en esa primera etapa se citará a más de 12.3 millones de personas nacidas en el mes de agosto seleccionado en el sorteo y subsecuentes.

En una segunda etapa, añadió, se realizará otro sorteo y se definirá la letra inicial del apellido de las personas a las que se invitará a una segunda capacitación.

De estos ciudadanos saldrá el millón y medio de funcionarios de casilla par las más de 163 mil casillas que se instalarán en todo el País.

“Todo este procedimiento se lleva a cabo para dejar en manos de la propia ciudadanía, doblemente sorteada y capacitada, el eslabón de confianza más fuerte de nuestra democracia electoral, es decir, ciudadanos recibiendo y contando los votos de otros ciudadanos”, apuntó Córdova.

“Esa es la piedra angular del sistema electoral que hemos venido construyendo durante décadas en México, y que hoy es un referente a nivel mundial”, añadió: