Con inversión de seis millones de pesos, se rescatará en nueve meses el antiguo puente de San Ignacio, destacó el gobernador Martín Orozco Sandoval al encabezar el arranque de los trabajos para restaurar uno de los monumentos históricos más importantes de Aguascalientes, el cual data de hace casi 300 años y que además se convertirá en un viaducto para el disfrute de las familias.

Asimismo, MOS expresó que respetar nuestra historia y rescatar los espacios con mayor tradición para la entidad “ha sido una prioridad para mi gobierno, por lo que este proyecto que se realiza en conjunto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) será fundamental para preservar nuestro pasado”.

En cuanto se concluya esta obra, se dará inicio a la construcción del segundo puente vehicular en esta zona como parte del gran proyecto de movilidad, cumpliendo con uno de sus compromisos con la sociedad.

Héctor Castanedo Quirarte, delegado del INAH, reconoció en primera instancia la labor del gobernador para conservar el patrimonio cultural e histórico. Por su parte, Noel Mata Atilano, secretario de Obras Públicas, informó que las obras que se ejecutarán en el monumento catalogado por el INAH dentro del Camino Real de Tierra Adentro, constarán de la restauración integral de su estructura, revisión y posterior de la pintura mural de los arcos, proyecto de iluminación ornamental y mejoramiento de áreas aledañas.

De igual manera, se contempla la construcción de infraestructura para la conducción de agua a través de un sistema de drenaje perimetral, el cual permitirá rescatar el antiguo sistema pluvial.