Será referente en la educación de Aguascalientes

En 1992 se descentralizó la educación básica y normal en el estado, siendo Gobernador Otto Granados Roldán. El primer director general del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) fue Jesús Álvarez Gutiérrez. Antes de la descentralización, habría que destacar una situación muy peculiar de lo que pasaba en las escuelas de la entidad: todos los supervisores de preescolar, primaria y secundaria vivían y tenían sus oficinas de supervisión en la ciudad de Aguascalientes, desde donde, telefónicamente o por algún otro medio, daban instrucciones a los directores para el desarrollo de las actividades escolares. Las visitas a las escuelas eran muy esporádicas.

ZONA POR ZONA. Una de las primeras acciones que emprendió Jesús Álvarez Gutiérrez, con el fin de mejorar la educación en Aguascalientes y asegurar un mejor control del sistema educativo local, fue descentralizar la educación a los municipios. De esta manera formó, en cada municipio foráneo, Zonas de Educación Básica (ZEB), y a la ciudad capital la dividió en diez zonas. En cada Zona de Educación Básica designó a una supervisora, supervisor, director o maestro frente a un grupo, para coordinar la zona y a los supervisores. Los coordinadores, previa selección exhaustiva, eran educadores destacados, con amplia experiencia académica y administrativa demostrada en los hechos; profesionales responsables, honestos y respetados; y con capacidad probada para el diálogo y buenas relaciones humanas, entre otras cualidades. Una vez establecidas las reglas de operación, la siguiente tarea nada fácil para Jesús Álvarez fue lograr el traslado de los supervisores al lugar donde estaban ubicadas sus escuelas.

Semanas después y con el apoyo de los coordinadores, los supervisores se instalaron en sus respectivas Zonas de Educación Básica, las que funcionan hasta la fecha aunque con diferente nombre. Instalados los equipos de supervisión en su respectiva ZEB, el Instituto de Educación les entregó los resultados de una evaluación diagnóstica que, previamente, se realizó en las escuelas primarias y secundarias de cada Zona de Educación Básica. Con base en los resultados del diagnóstico, cada ZEB tuvo la encomienda de elaborar un proyecto de mejoramiento educativo de la Zona, siempre con apoyos técnicos del personal del IEA, y el cual se desarrolló en los planteles, con propósitos y metas de superación académicos bien definidos y fundamentados. Gracias a esta forma de organización, los supervisores se integraron y funcionaron como equipos de educación básica.

REFERENTE NACIONAL. En cada ciclo escolar, desde l993 hasta l998, el Instituto de Educación, bajo la responsabilidad de Jesús Álvarez Gutiérrez, aplicó evaluaciones externas a las escuelas primarias y secundarias de todo el estado, para constatar el mejoramiento educativo de las Zonas de Educación Básica, obteniéndose extraordinarios resultados por la valiosa intervención pedagógica de los supervisores, de los directores y de los maestros. Fue tan notorio el avance de la calidad educativa, a grado tal que funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se trasladaron a Aguascalientes para verificar la organización y las estrategias de trabajo educativo, así como los resultados alcanzados. Ante este orden de cosas, la SEP hizo intentos por implantar esta forma de trabajar de Aguascalientes en todos los estados; hubo avances, pero por el tiempo, los cambios y otros factores, no se consolidó la intención. Lo que la SEP sí implantó en todo el país fue la evaluación externa anual para el mejoramiento educativo, con base en las experiencias de Aguascalientes durante la gestión de Jesús Álvarez Gutiérrez.

INNOVADOR. Otros rubros a destacar de la administración de Álvarez Gutiérrez fue la creación del programa de inglés en escuelas primarias de la entidad, con recursos propios del estado; la creación de numerosas y generosas becas para la educación básica; la integración del sistema educativo estatal desde preescolar hasta la educación superior; dotación de suficiente equipamiento a las Zonas de Educación Básica y dotación de vehículos a los equipos de supervisión. Habrá que reconocer el gran apoyo del Gobierno Estatal.

Desde el momento en que la Secretaría de Educación Pública empezó a aplicar las evaluaciones externas, en los años 90, constató el singular avance educativo de Aguascalientes; por lo que determinó implantar el mismo modelo educativo de Aguascalientes en todo el país; también implantó inglés en las escuelas primarias y preescolares en todo el territorio nacional a semejanza del estado, pero ya con recursos federales; así como la variedad de becas en beneficio de los alumnos de educación básica.

UNA ÉPOCA DORADA. En síntesis, la mejor época de la educación básica del estado de Aguascalientes, por las innovaciones y extraordinarios resultados educativos, fue la de Jesús Álvarez Gutiérrez. A él le tocó descentralizar la educación; a él le tocó ser el primer director general del Instituto de Educación de Aguascalientes y también ser reconocido como el más sobresaliente de los directores generales del IEA, hasta la fecha, por las innovaciones y los resultados. Y por si no fuera suficiente, ha sido la única administración que, al final de su gestión, dejó un ahorro de más de 120 millones pesos para la próxima administración. Lamentablemente, todas las demás dejaron, en mayor o menor cantidad, desfalcos en los recursos del Instituto.

Años después, Jesús Álvarez Gutiérrez fue asesor de Innovación Educativa de la Secretaría de Educación Pública. Duró poco tiempo en la encomienda, porque, desgraciadamente, empezó a deteriorarse su salud. Todo parecía indicar que superaría sus males, pero Jesús Álvarez Gutiérrez falleció el 2 de septiembre del año en curso. Descanse en paz Licenciado Jesús. Su nombre y su labor educativa en Aguascalientes quedarán presentes para siempre.