Ante la reapertura paulatina de la actividad económica en el estado y el país aún con el coronavirus, la población en general deberá cambiar sus hábitos y comportamientos para evitar que se dé un incremento de casos positivos y muertes y haya mayores problemas epidemiológicos en Aguascalientes, señaló el médico infectólogo e internista, Francisco Márquez Díaz.

Estableció que la intención de reabrir la actividad es buena, sin embargo, dijo que la gente deberá extremar los cuidados necesarios tales como el respeto de la sana distancia, uso del cubrebocas y lavado constante de manos para evitar algún contagio de COVID-19. Reconoció que este virus cambió radicalmente la vida de muchas personas que estaban acostumbradas a andar en la calle. De ahí que la necesidad de querer salir ya es casi impetuosa o por algo de impulso, “pero tenemos que ser muy conscientes de que si estas acciones, como resultado, dan incremento en el número de casos y la presencia de problemas epidemiológicos, sin duda vamos a tener que llevar otro tipo de comportamiento”.

Recordó que en el caso de Aguascalientes el punto de ascenso más alto en el número de casos ha sido justamente esta última semana, por lo que se podría considerar que en tiempo real, la entidad apenas entró en la Fase 3, toda vez que durante abril y marzo, la cantidad de casos aún era muy baja, por lo cual dijo que se deberá que estar muy atentos, “porque a España ya le sucedió, abrieron la salida de personas, sobre todo de niños y tuvieron un incremento del 30% de casos en esta población”.

Márquez Díaz reconoció que no son decisiones fáciles determinar la salida del confinamiento de las personas, ya que no hay una fórmula para salir a la convivencia en plena pandemia a nivel global y se están viendo distintas experiencias. Sin embargo, enfatizó que si en las acciones que se lleven a cabo, da como resultado un incremento en la frecuencia de casos y en la mortalidad, se tendrá que acatar el comportamiento de la pandemia, para tomar las decisiones más convenientes hacia el bien común de la sociedad y de la población.