Es vergonzoso y da lástima que el gobierno de la 4T pretenda ahora utilizar la salud de la gente como botín político, al bloquear a los gobiernos estatales que pretenden adquirir a la par que la Federación, lotes de vacunas contra el COVID-19, para hacer llegar lo más pronto posible el biológico a la población, consideró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Humberto Martínez Guerra.
Lo que lastima es la falta de sensibilidad de las autoridades federales, que para unas cosas sí y otras no, justifican la existencia de leyes, sólo a conveniencia de sus intereses y no de la urgencia sanitaria que se tiene, pues si bien la Ley de Salud establece que corresponde al Gobierno Federal ser el único que se haga cargo de la posibilidad de adquirir la vacuna, podría hacerse algo emergente, como se ha hecho en otras ocasiones con éste y otros temas, a fin de abrir la oportunidad a los gobiernos que quieren apoyar.
No ha bastado al Gobierno Federal el manejo vergonzoso que ha tenido de la pandemia y que ha obligado a varios estados a tener estrategias propias, y ahora no será la excepción porque la pandemia no se llegó a controlar conforme a los tiempos que se previeron desde el nivel central, por el contrario, el actual es un momento grave que ha rebasado toda expectativa en cuanto al número de fallecidos, y si ya existe la vacuna y posibilidades de compra, debería darse agilidad para allegarla al mayor número de gente en menor tiempo.
Por lo que respecta a la Canaco, advirtió, estará brindando el apoyo que sea necesario a la autoridad estatal, pues lo que urge a la gente ahora es la vacuna y así tener la certeza de que las cosas podrían cambiar un poco, ya que si bien la enfermedad llegó para quedarse y así permanecerá por mucho tiempo, contar con la posibilidad de protección mediante medicamento preventivo brindaría aliento y menor temor.
“Parece ser que la autoridad federal sólo está viendo la manera de cómo impide que los gobiernos estatales, con sus recursos, ayuden en la solución de un problema que está verdaderamente agobiando a la salud, la economía y la estabilidad de las familias”.
Martínez Guerra subrayó que es una farsa el disfrazar que quieren conservar, sobre la propuesta de obtener un mejor precio de mayoreo con las compras centralizadas, pues los estados también estarían en esa posibilidad, “sería conveniente el ver cómo sí se hacen las cosas y no cómo se bloquea sólo con fines electoreros”, reiteró el presidente de la Canaco.