El colapso de muchas empresas ligadas al sector automotriz en el estado puede estar latente si se prolonga por más tiempo la inactividad derivada de la contingencia sanitaria por el COVID-19, lo que llevará necesariamente a una recomposición, pero también a una inevitable pérdida de empleos, reconoció el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.

El también secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes señaló que el actual panorama para el sector automotriz en el estado se torna cada vez más complicado, ante la crisis económica y sanitaria por el COVID-19, lo que ha frenado las exportaciones de autos hacia Estados Unidos.

Esta situación, dijo, tiene muy alarmadas a las empresas del sector automotriz y de autopartes en Aguascalientes, porque ven un riesgo latente de que puedan colapsar de prolongarse el confinamiento hasta el 17 de mayo, lo que hará que muchas no puedan continuar. “Algunas empresas ya están colapsando en sus finanzas, en virtud de tener ingresos y tener que enfrentar todos los compromisos de pago de impuestos, de nóminas, aunque sea al 50% y otras más, lo que las lleva a una situación caótica”.

Estableció que una vez que toda la actividad se restablezca, desafortunadamente las cosas no van a ser igual en el sector automotriz, ya que lamentablemente van a empezar abajo de cero y en esa recomposición, habrá empresas que probablemente se derrumben y por ende se dé la pérdida de empleos. “Mi principal temor es que vamos a perder fuentes de trabajo, vamos a tratar que sean las menos posibles, pero las empresas que no tengan el soporte productivo para mantener una plantilla de personal, siempre se van a ver en la necesidad de reducir en función de la demanda y de la actividad productiva”.

Finalmente, afirmó que luego de que se levante el aislamiento, se estima que la producción de automóviles pueda caer a menos de la mitad y la reactivación se dé de manera paulatina en la industria automotriz. “Sabemos que cuando esto se normalice, lo menos que se van a comprar son automóviles porque son un artículo de lujo, por lo que para que se vuelva a reactivar el sector pueden pasar meses o hasta más de un año, es lo que estamos vislumbrando”.