Ya fue trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes” el peligroso sujeto que fue capturado por policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales, cuando escapaba en una motocicleta tras haber participado en un asalto a una tienda de abarrotes en el poblado de Calvillito, Aguascalientes.
Se trata de un individuo identificado como Miguel, de 26 años, a quien la Fiscalía General del Estado llevará a audiencia ante un Juez de Control donde será imputado del delito de robo con violencia.
La captura de Miguel fue realizada por policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales, cuando escapaba en una motocicleta marca Italika, modelo 2020, color amarillo con negro y placa de circulación A1TA1 de Aguascalientes, la cual minutos antes había robado con violencia.
Una banda de cinco asaltantes llegaron a una tienda de abarrotes ubicada en el poblado de Calvillito, a bordo de una camioneta Ford Ranger pick up, color negro y placas de circulación de Aguascalientes.
Con lujo de violencia, amagaron con una pistola tipo escuadra calibre 9 mm al encargado de la tienda, quien al oponer resistencia recibió varios “cachazos” en la cabeza. Posteriormente, lo despojaron de 2 mil pesos en efectivo y su teléfono celular. De igual forma, se llevaron una motocicleta de su propiedad.
Ya con el botín en su poder los asaltantes escaparon sobre la carretera estatal No. 77 con dirección al poblado de El Retoño, municipio de El Llano.
Tras un despliegue por parte de policías preventivos de Aguascalientes, momentos después los agentes del GOES lograron interceptar sobre la avenida Guadalupe Nájera Jiménez, en el mismo poblado de Calvillito, al sospechoso Miguel cuando escapaba en la motocicleta robada. Al ser sometido a una revisión, le encontraron fajada en la cintura una pistola.
El sospechoso intentó huir hacia una terracería conocida como “La Aguja”, pero cuando varias patrullas le cerraron el paso, la motocicleta derrapó y sufrió una aparatosa caída, siendo de esta forma detenido.
Le aseguraron una pistola escuadra calibre 9 mm., con el cargador abastecido con nueve cartuchos útiles; así como el teléfono celular propiedad de la víctima.