Alfredo González
Agencia Reforma

La culpa por el desplome de 10 por ciento en la producción que se anticipa para México y la pérdida de un millón de empleos será del Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque cerró todas las puertas, advirtió ayer Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).
“Si esto no funciona (el plan económico de AMLO) tendremos un 10 por ciento de disminución del Producto Interno Bruto y más de un millón de desempleados con las tragedias humanas que implica. Y el único, el único responsable es el que cerró la puerta”, sentenció.
En un enlace virtual con los presidentes de los 12 organismos que integran esta cúpula empresarial y con una audiencia de 3 mil 200 personas, en su mayoría empresarios, recordó que desde seis semanas atrás los empresarios plantearon una propuesta de plan económico al Mandatario, sin ser escuchados.
“No nos ha faltado valentía, ni tiempo, ni interés para tratar de convencer, pero la puerta se cerró”, insistió Salazar.
El líder del CCE convocó a la sociedad a organizarse en un programa civil con cinco elementos de ayuda mutua entre empresas, trabajadores y ciudadanos para salvar al empleo.