El 2021 va a ser un año seco debido al fenómeno de ‘La Niña’ que afecta actualmente a México y a Aguascalientes, con la ocurrencia de más incendios forestales, luego de que a la fecha se tiene el registro de 10 conflagraciones que han siniestrado 459 hectáreas de los municipios de Aguascalientes, Jesús María y San José de Gracia contra los 18 que hubo en 2020 que afectaron 522 hectáreas, destacó el gerente estatal de la Conafor, Víctor Villalobos Sánchez.

El funcionario federal comentó que de acuerdo a los reportes de investigadores meteorólogos, se señala que actualmente el país atraviesa por el fenómeno que se caracteriza por la presencia de intervalos de frentes fríos, combinados con zonas de altas presiones, por lo que de repente ya se tienen altas temperaturas y también el fuerte viento que ha estado y va a estar presente hasta marzo, además de una muy baja probabilidad de precipitaciones, por lo menos en lo que sigue el invierno y una vez que pase la primavera se va a sentir la sequía, si permanece dicho fenómeno.

Advirtió que esta situación va a provocar una generación importante de combustibles forestales que podrían estar disponibles para incendios. “Esperemos que no se equivoquen los meteorólogos porque nos dicen que iniciando el verano, este fenómeno desaparece y vamos a tener una neutralidad en esas condiciones, porque de lo contrario vamos a tener una temporada bastante crítica”.

Por lo anterior, dijo que las autoridades de los tres niveles de Gobierno ya se encuentran preparadas a través de la Coordinación Interinstitucional que cuenta con 324 combatientes integrados en 24 brigadas con la participación de los 11 municipios, el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal mediante el Comité Estatal de Manejo del Fuego 2021 mismo que avaló el Programa Estatal de Manejo del Fuego el cual cuenta con 2 estrategias que les permite tener una amplia participación de todos los sectores. “La idea es garantizar la protección de la vida primero y después proteger los bienes y estructuras y la conservación de los ecosistemas y medio ambiente”.

Recalcó que la provocación de un incendio forestal se considera como un delito federal grave que se castiga hasta con 10 años de prisión y una multa de hasta 3 mil días de salario mínimo. Afirmó que los terrenos forestales están conformados por pastizales naturales, matorrales espinosos, nopaleras, selvas, chaparrales, bosques de encino, pinos y todas sus combinaciones.