La escasez de agua en el estado está obligando a los jornaleros a buscar nuevas oportunidades laborales en otras actividades no relacionadas con el campo, señaló el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz.
El dirigente ganadero indicó que las condiciones adversas que enfrenta la actividad ganadera y agrícola a causa de la sequía están llevando a las personas dedicadas al campo a buscar empleos fuera de los ranchos.
Explicó que se trata de jóvenes que prefieren buscar empleo en las zonas urbanas, en las cabeceras municipales o en la capital del estado, donde pueden encontrar un ingreso que les ayude a aminorar el impacto.
Lamentó que los campesinos de mayor edad no tienen otra expectativa más que aguardar a que las condiciones climáticas mejoren, ya que es la única actividad que han realizado a lo largo de los años.
Agregó que en esta situación hay adultos mayores que, aun cuando recurrieran a la búsqueda de empleo, difícilmente podrían encontrar alguna oportunidad, además de tener una tradición por la vida del campo.
Argumentó que las zonas más críticas para el campo se encuentran en regiones como El Llano y San José de Gracia, donde hay producciones en pequeñas extensiones de tierra o con unos cuantos animales.
Franco Díaz señaló que este fenómeno genera desarraigo del campo en la población más joven, que prefiere trasladarse a las fábricas o comercios para poder acceder a un salario regular.
Se trata de personas que trabajan en el núcleo familiar, lo que genera una situación más compleja, ya que optan por deshacerse de su pequeño ganado porque no tienen alimentos ni agua para que los animales puedan subsistir.