Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) rechazó ayer la propuesta de revivir al partido Fuerza por México – que maneja el el líder sindical y senador morenista Pedro Haces- y confirmó la pérdida de su registro al no alcanzar el 3 por ciento de la votación en los comicios del pasado 6 de junio.
Por seis votos contra uno, los magistrados batearon la propuesta del ponente Indalfer Infante.
También por mayoría se aprobó la propuesta de sentencia de la Magistrada Janine Otálora, que confirmó la pérdida de registro del Partido Encuentro Solidario y, por unanimidad, la propuesta del Magistrado Reyes Rodríguez, que propuso confirmar pérdida de registro del partido Redes Sociales Progresistas.
Estos tres partidos, de nuevo registro a partir de 2020, participaron por primera vez en las elecciones federales de junio pasado; Fuerza por México obtuvo 2.56 por ciento de los votos, PES, 2.85, y RSP, 1.83 por ciento. Al no obtener el umbral establecido en la ley del 3 por ciento de la votación válida emitida, el INE canceló su registro.
Al impugnar por separado la decisión, los partidos coincidieron en sus alegatos que su actividad política y los resultados electorales se vieron afectados por la pandemia, por la modificación de las fechas de su registro y entrega de prerrogativas por parte del organismo electoral, así como por la violencia política en los comicios.
Pero los magistrados expusieron que no había elementos, ni pruebas, ni indicios en sus expedientes de que la pandemia les hubiera afectado, y menos de manera diferenciada, pues la emergencia sanitaria incidió en todo el proceso y a todos los actores, y la participación ciudadana se ubicó en 52.66 por ciento, más elevada que en procesos similares anteriores, sin pandemia.
Tampoco consideraron acreditadas las supuestas afectaciones a la equidad en la competencia, o a su trabajo organizativo o a sus campañas electorales, como particularmente argumentó Fuerza por México, al que el magistrado Infante proponía dar la razón.
«La Constitución es clara y expresa, no prevé excepciones», expuso Otálora.
«No permite interpretación la norma constitucional del 3 por ciento, pues se modificaría o corrompería sistema de partidos políticos», señaló por su parte Soto.
Un poco antes de la votación, sin embargo, algo ocurrió, pues se relativizó el argumento central de no flexibilizar la interpretación del umbral constitucional.
El Magistrado Vargas dijo que si bien la norma constitucional era rígida en el 3 por ciento como umbral para el registro, consideró pertinente analizar jurídicamente la flexibilidad de ese porcentaje «en condiciones extraordinarias».

¡Participa con tu opinión!