Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional la prohibición legal de vender cigarros electrónicos o vapeadores, y estableció que los únicos dispositivos permisibles en México deben ser los conocidos como calentadores de tabaco.

Con ello, la Corte abandonó el criterio favorable a los cigarros electrónicos que ella misma había fijado desde 2015, y se alineó con un decreto presidencial que prohibió la importación de estos productos al País desde el pasado 19 de febrero.

La mayoría de Ministros de la Segunda Sala avalo hoy el artículo 16 de la Ley General para el Control del Tabaco, que prohíbe comerciar «cualquier objeto que no sea un producto del tabaco», pero que sea identificable con éste.

Sin embargo, la Sala aclaró que los sistemas alternativos de consumo de nicotina, que funcionan exclusivamente con base en tabaco, pero lo calientan en vez de quemarlo, si deben estar permitidos y sujetos a las reglas legales que aplican para el resto de los productos de tabaco.

Por tanto, la cadena Sanborns gan+o un amparo, pero solo para que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) revise nuevamente su solicitud para vender este tipo de productos, y en su caso, le permita importar y comercializar solo los que calientan tabaco.

IQOS y Eclipse, de las tabacaleras Philip Morris y RJ Reynolds, son los calentadores de tabaco más conocidos en Estados Unidos.

En contraste, la Corte concluyo que los vapeadores o cigarros electrónicos no califican como productos de tabaco, ya que la solución líquida que consume el usuario puede o no tener nicotina, esta puede provenir del tabaco o ser sintética, y se usan múltiples sustancias y sabores.

«Este tipo de objetos no pueden ser considerados como un producto del tabaco en la medida que su diseño y funcionalidad (la sustancia líquida base) está orientada para cualquier tipo de vaporización de sustancias, dentro de las cuales la nicotina es tan sólo una posibilidad», se lee en la sentencia.

«Esta Segunda Sala estima que debe prevalecer esa prohibición como mecanismo de tutela preventiva del derecho a la salud de los posibles consumidores (activos y pasivos), de manera que su categorización como un producto que no es del tabaco y que presenta otros rasgos, conducen a se reconozca la corrección de que queden comprendidos en la prohibición general contenida en el articulo 16 de la ley», agrega.

El Ejecutivo federal prohibió la importación de cigarros electrónicos por los 2 mil ,758 pacientes hospitalizados en 2019 Estados Unidos con enfermedad pulmonar grave, incluyendo 64 defunciones, asociados al uso de estos dispositivos, que, sin embargo, no han sido prohibidos en ese país.

Decenas de usuarios de consumidores y grandes tabacaleras como Philip Morris y British American Tobacco, han promovido amparos para impugnar el decreto presidencial, pero no han logrado sentencias favorables.

PERMITIDOS

Dispositivos para calentar tabaco

PROHIBIDOS

Vapeadores y cigarros electrónicos, usen o no nicotina