Siguen los asaltos domiciliarios en la ciudad de Aguascalientes y ahora el turno ocurrió en plena Zona Centro de la ciudad, donde un adulto mayor fue víctima de la delincuencia y lo despojaron de dinero en efectivo y joyería valuada en más de medio millón de pesos.
Aunque más tarde los policías preventivos de Aguascalientes del Destacamento “Centro” implementaron un operativo, no lograron dar con el paradero de los asaltantes domiciliarios.
De acuerdo a las investigaciones que realizan agentes del Grupo Anti-Robos de la PDI, los violentos hechos se registraron el pasado lunes poco después del mediodía, en un domicilio ubicado en la calle Pedro Parga, en la Zona Centro de la ciudad.
La víctima, un hombre de 70 años, público en redes sociales que tenía dicha vivienda en renta, por lo que el pasado fin de semana recibió una llamada telefónica de una persona del sexo masculino, el cual le mostró interés en rentar la finca.
Por tal motivo se pusieron de acuerdo en verse el lunes a las 12:00 del día en la dirección señalada.
Un hijo de la víctima manifestó que su papá acudió a la cita, pero ya no regresó, situación que le pareció extraña, por lo que al anochecer decidió acudir al domicilio de la calle Pedro Parga para ver si se encontraba en ese lugar.
Al momento de llegar observó que todo estaba apagado pero que la puerta de acceso estaba entre abierta, situación que le pareció extraño, por lo que decidió ingresar y momentos después encontró a su papá en una de las habitaciones tirado en el suelo, amarrado de pies y manos y amordazado, además de que presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo.
Tras reportarse los hechos al número de emergencias 911, acudieron policías preventivos del Destacamento “Centro” y agentes de la Fiscalía General del Estado, además de una ambulancia de Cruz Roja, cuyos paramédicos atendieron al ancianito, sin que ameritara su traslado a algún hospital.
Cabe destacar que la víctima narró que al llegar a la cita con el supuesto comprador, se percató que éste llegaba en compañía de otra persona del sexo masculino.
Es el caso que al estar en el interior de la finca, repentinamente los delincuentes comenzaron a golpearlo y luego lo dejaron amarrado en una de las habitaciones, despojándolo de una cartera donde llevaba 10 mil pesos en efectivo, así como de un reloj Rolex valuado en 400 mil pesos y unos anillos de oro que tienen un valor de 150 mil pesos.