El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, manifestó que existen los mecanismos para su separación del cargo, en respuesta a la petición del Observatorio de Violencia Social y de Género que cuestionan su desempeño. Dijo que están en su derecho de expresar su deseo, aunque la separación del cargo no depende de su decisión, sino de los integrantes del Congreso del Estado.
Las críticas que se han realizado sobre el manejo de las carpetas de investigación sobre homicidios de mujeres que la asociación civil considera deben catalogarse como feminicidios, deben exponerse ante los legisladores, agregó.
“El procedimiento legal está en la Constitución, depende del Congreso determinar si debo renunciar o no, debe seguirse ese proceso, para que se haga por los medios legales en el Congreso.
Manifestó su respeto a las expresiones de estas organizaciones y señaló que la Fiscalía brinda acompañamiento a estos casos, mediante la asesoría que se ofrece a todas las víctimas de algún delito.
Figueroa Ortega argumentó que se tiene diálogo con el Observatorio de Violencia Social y de Género, pero advirtió que no todos los casos de asesinatos de mujeres corresponden a feminicidios.
Indicó que existen casos de homicidios de mujeres, los cuales se cometieron antes de que entrara en vigor la incorporación del tipo penal de feminicidio en agosto del 2017, los cuales no pueden procesarse bajo este delito.
El fiscal señaló que existe un caso en el que se solicitó que el asesinato de una persona de la comunidad de la diversidad sexual fuera tipificado como feminicidio, pero la autoridad se ve impedida porque la ley señala que el feminicidio corresponde a víctimas mujeres.
Expuso que en este tipo de casos se aplican los protocolos previstos para mujeres como para personas de la diversidad sexual, en cada una de las investigaciones.