En un humilde domicilio ubicado en el Fovissste Ojo de Agua, fue encontrado un bebé de apenas dos meses de edad sin vida. Aparentemente, su muerte fue provocada por una bronco-aspiración.
Fue el miércoles a las 13:30 horas cuando policías preventivos del Destacamento Morelos y la ambulancia AGS-028 de Cruz Roja se trasladaron a la calle 2ª. Privada Delicias, en el Fovissste Ojo de Agua, debido a que se encontraba un recién nacido inconsciente y no reaccionaba a ningún estímulo.
Al hacer su arribo, los paramédicos certificaron la muerte del bebé, de apenas dos meses de edad. A simple vista, no se le detectaron huellas de violencia, por lo que, aparentemente, su muerte ocurrió en el transcurso de la madrugada a consecuencia de una bronco-aspiración con su propio alimento.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, se presentaron en el lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que el ahora occiso era hijo de una pareja de pepenadores, un hombre identificado como J. Refugio, de 40 años, y una mujer de nombre Fátima Guadalupe, de 23 años.
La joven señaló que es madre de dos gemelos, ambos de 2 meses de nacidos, y, en el transcurso de la madrugada, les dio de comer. Es el caso que, a las 8:00 de la mañana, uno de los niños despertó llorando porque tenía hambre, por lo que le dio su alimento. En ese mismo momento, observó que el otro pequeñito seguía aparentemente dormido. Sin embargo, a las 13:00 horas, se le hizo extraño que aún no despertara para comer, por lo que decidió levantarlo y, al momento de cargarlo, se dio cuenta de que estaba muy frío e inconsciente, por lo que se asustó y llamó a los servicios de emergencia.