Un individuo que fue detenido por posesión de una pistola calibre 350 durante un operativo disuasivo llevado a cabo por elementos de la Guardia Nacional, policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes, ya fue sentenciado por un Juez de Control del Centro de Justicia Federal.
Se trata de un individuo identificado como Celso R, de 35 años, a quien el Juez Federal le impuso una sentencia de 3 años, 2 meses y 2 días de prisión, más una multa de 80 Unidades de Medida y Actualización, tras ser encontrado responsable del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.
Cabe destacar que el ahora sentenciado es señalado como reincidente, pues ya en el mes de abril del año 2018 había sido capturado por policías preventivos de Aguascalientes, cuando lo sorprendieron en el camino de terracería con rumbo al Rancho “San Martín”, en el poblado de Los Arellano, cuando llevaba en su poder un rifle calibre 22 con 11 cartuchos útiles.
Con relación al delito que le fue imputado, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes aportó los elementos de prueba suficientes para que el Juez de Control del Centro de Justicia Federal dictara una sentencia condenatoria por un delito de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.
Celso R. fue detenido precisamente en el Rancho “San Martín”, en el poblado de Los Arellano, durante un operativo disuasivo que llevaron a cabo elementos de la Guardia Nacional, policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes. Le aseguraron una pistola calibre 357.