Un hombre que en el mes de abril fue sorprendido en posesión de una pistola calibre 38 Súper y terminó siendo detenido por policías preventivos de Aguascalientes, ya recibió una sentencia condenatoria.
Con base en las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, un juez de Control y Juicio Oral Penal del Centro de Justicia Federal, sentenció a 2 años y 9 meses de prisión, así como al pago de una multa de 42 Unidades de Medida y Actualización (UMA), a un individuo de nombre Antolín, de 42 años.
Lo anterior, tras haber sido encontrado culpable de un delito contra la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.
Fue en el mes de abril del año 2021, cuando policías preventivos de Aguascalientes, quienes se encontraban realizando labores de vigilancia en el poblado de El Soyatal, fueron alertados de que se estaban escuchando detonaciones por arma de fuego en dicha zona.
Fue en la calle Sagrado Corazón, en el Rancho “El Colorado”, donde los policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” interceptaron un vehículo Nissan Versa, modelo 2018, color blanco y con placas de circulación del Estado de México, en el cual se encontraban dos personas del sexo masculino que iban ingiriendo bebidas alcohólicas.
Al momento de ser sometidos a una revisión corporal, los oficiales detectaron a Antolín que llevaba fajada a la cintura una pistola tipo escuadra calibre 38 Súper, además de dos cargadores abastecidos, cada uno con 7 cartuchos útiles.
Los dos detenidos fueron trasladados a la Fiscalía General de la República, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, aunque uno de ellos, de nombre Carlos, de 43 años, fue dejado en libertad y únicamente se inició una carpeta de investigación en contra de Antolín, misma que fue judicializada y que derivó en una sentencia condenatoria.