Vengarse los metió en problemas

Unos taxistas y choferes de vehículo de plataforma se hicieron “justicia” por su propia mano y a punto estuvieron de linchar a un sujeto que los había estado asaltando desde hace varias semanas.
Sin embargo, debido a que ninguna de las víctimas presentó denuncias, ahora son ellos los que se encuentran en problemas, pues dejaron en evidencia en redes sociales, la golpiza que le propinaron al sospechoso de perpetrar los asaltos.
Se trata de quien fue identificado como Juan Martín, de 22 años, quien ahora aparece como “víctima” Y es que fue tal la golpiza que le propinaron, que hasta le dio “amnesia” y no recuerda el motivo por el que fue agredido.
Todo se originó el pasado martes a las 20:05 horas, cuando policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” que se encontraban realizando labores de vigilancia en la carretera estatal No. 60, al llegar a la altura del poblado de San Nicolás, encontraron a un individuo tirado en el suelo, desnudo y amarrado de pies y manos con sus propias prendas de vestir.
Al detener la marcha de la patrulla para auxiliarlo, los oficiales se percataron que dicha persona estaba muy golpeada, por lo que se requirió de la presencia de los paramédicos, arribando minutos después la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Una vez que Juan Martín fue atendido, se determinó que no ameritaba ser trasladado a algún nosocomio. Al ser cuestionado sobre lo ocurrido, dicho sujeto señaló que minutos antes había sido golpeado por varias personas del sexo masculino, pero que desconocía el motivo de la agresión.
Los policías preventivos lo trasladaron al edificio de la Vice Fiscalía de Investigación del Delito de la FGE, a fin de que presentara la denuncia penal correspondiente por el delito de lesiones dolosas.
Sin embargo, ese mismo martes por la noche, en redes sociales comenzó a difundirse una información y una fotografía de Juan Martín sometido y golpeado, donde se le señala de que dicho sujeto se dedica a asaltar a taxistas y a choferes de vehículos de plataforma.
Debido a ello, lo estuvieron “cazando” hasta que el pasado martes lo ubicaron en la calle Bellavista, en el fraccionamiento Cumbres III y lo trasladaron hasta al Relleno Sanitario “San Nicolás”, lugar donde perpetraba los asaltos con un cuchillo o navaja, donde decidieron hacerse “justicia” y tras propinarle una golpiza, lo dejaron abandonado, amarrado de pies y manos y desnudo.