La noche de este martes la comunidad del baloncesto de Aguascalientes sufrió una gran pérdida, ya que la familia del mítico Rodolfo Reyna Soto anunció su fallecimiento. Reyna Soto fue uno de los pilares más importantes para el deporte ráfaga tanto nacional como del estado siendo uno de los personajes que siempre buscó impulsar el baloncesto.
En sus épocas como jugador destacó en diversos clubes locales por la década de los 60 en los que sobresale el mítico Club 45 e incluso compitió en torneos nacionales e internacionales teniendo grandes participaciones; mientras que en los 70 llegó su época dorada como coach dirigiendo a las Panteras en el entonces Circuito Mexicano de Basquetbol (CIMEBA), el antecesor de lo que ahora es la LNBP.
Al mando del equipo, Reyna Soto fue campeón de la liga en las temporadas 1973 y 1974 mientras que en el 75 se quedó con el subcampeonato, logrando una época exitosa para el equipo aquicalidense que se codeaba entre lo mejor del país.
Durante toda su vida siempre fue modesto quitándose los reflectores de encima y buscando seguir promoviendo el deporte, estuvo al mando del Instituto del Deporte y fue reconocido en innumerables ocasiones como una leyenda del deporte de Aguascalientes y de México por su enorme labor en el baloncesto.
Su fallecimiento es una gran pérdida para el baloncesto nacional que siempre estará en deuda con el profesor Reyna Soto. Por las condiciones actuales del estado se anunció que no habrá funeral para despedir a un histórico del deporte que terminó su tiempo en esta vida, pero que seguramente brillará en las duelas del cielo. Que descanse en Paz el profesor Rodolfo Reyna Soto.