Una lamentable situación se vivió la tarde de ayer en un domicilio del municipio de Jesús María, luego de que una joven mujer sufriera un parto fortuito en el que, lamentablemente, perdió al hijo que estaba esperando.
Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y paramédicos se trasladaron ayer, a las 16:55 horas, a la calle Julio Cadena, en la cabecera municipal de Jesús María.
Lo anterior, con la finalidad de brindar la atención necesaria a una mujer, de nombre Adriana, de 25 años de edad, quien había tenido un parto fortuito.
Se informó que, en ese lugar, se encuentra una clínica especializada en el tratamiento de diabetes e hipertensión y la joven Adriana, quien se encontraba embarazada, acudió a ese sitio para recibir atención médica.
Sin embargo, repentinamente, sufrió un parto fortuito, dando luz a una recién nacida de apenas seis meses de gestación. Tanto madre como hija fueron trasladadas, de inmediato, a un nosocomio para recibir atención médica, aunque, lamentablemente, en el trayecto, la menor perdió la vida.
De estos hechos tomó conocimiento el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, quien encabezó las diligencias correspondientes.