LONDRES, Inglaterra.- La Duquesa de Sussex, Meghan Markle, fue acusada por presunto acoso laboral por parte de varios ayudantes en su época en Londres, cuando ya formaba parte de la monarquía inglesa tras su boda con el Príncipe Enrique, publicó ayer el medio The Times of London.
La presunta queja contra Markle, quien ha desmentido los hechos, fue hecha internamente, en octubre de 2018, por el entonces secretario de comunicación de la pareja, Jason Knauf, que hoy trabaja para el Príncipe Guillermo.
De acuerdo con el tabloide, denunció que dos asistentes de la Duquesa estaban siendo víctimas de acoso laboral por su parte, hasta el punto de que eventualmente dejaron su puesto, y un tercer miembro del personal estaba siendo “humillado”.
Enrique imploró a Knauf que abandonara el caso y, por su parte, el Palacio no hizo nada concreto con relación a esas quejas con el fin de proteger a la realeza, según el diario.
Un portavoz de los Sussex manifestó en un comunicado que la investigación publicada responde a una campaña calculada de difamación basada en información engañosa y dañina.
Además, señalaron que “no es coincidencia” que aparezca justo cuando la pareja se dispone a hablar ante televisión de sus experiencias.

Interviene Buckingham
El Palacio de Buckingham, por su parte, indicó ayer que está iniciando una investigación sobre las acusaciones publicadas por el medio británico sobre el acoso laboral que ejercía Meghan Markle hacia su personal y que está claramente preocupado por los señalamientos.

¿Qué dice Meghan?
Un vocero expresó que la Duquesa estaba triste por este nuevo ataque a su carácter, particularmente como una persona que ha sido blanco de bullying, y está profundamente comprometida a apoyar a aquellos que han experimentado dolor y trauma.