Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al presentar el quinto eje –reforma del Poder Judicial– de la estrategia de seguridad de Claudia Sheinbaum, el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, acusó ayer que el máximo tribunal es el último reducto de la Oposición.
En conferencia, en la que acompañó a la candidata presidencial de Morena, reiteró que en la Corte existe una «tendencia muy notoria» a empatar su agenda con la oposición y los adversarios al Gobierno.
«La Corte está viviendo una época muy partidizada», sostuvo.
Sin referirse a algún Ministro en particular, dijo que es muy claro que la Corte ha cambiado precedentes con la intención de actuar «contra la transformación que implica la 4T».
«Ahora se dice que se puso en riesgo la independencia, lo que pasa es que el poder político, el poder económico, el poder mediático y el Poder Judicial siempre habían estado del mismo lado. En 2018, cuando gana el Presidente López Obrador, se cambian los lados, le queda como último reducto a la Oposición el Poder Judicial y la Corte», afirmó.
Por ello, expuso el Ministro en retiro, el Ejecutivo presentó una iniciativa que plantea la elección de jueces, magistrados y ministros por voto directo.
Admitió que es un tema a debate, pero insistió en que busca tener un mejor Poder Judicial.
Afirmó que el actual mecanismo de elección de jueces no ha sido del todo adecuado para alejar a actores políticos o partidos que los postulan.
Sin embargo, dijo, no basta con una reforma judicial, pues de requiere un sistema de justicia eficaz.