Veronica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que el proceso de compra de medicamentos y material de curación en el País, a través de la Oficina de Naciones Unidas para Servicios y Proyectos (UNOPS) pone en riesgo a la población mexicana ante un posible desabasto en 2021.

“Es notorio que el proceso no fue planeado con el tiempo necesario, por lo que hasta la fecha existe mucha incertidumbre al respecto, lo que afecta la capacidad de que se adquieran los insumos requeridos y estos se distribuyan de manera oportuna.

“Es imperativo tomar acciones inmediatas, con el objetivo de evitar un posible desabasto de insumos. Por ello, consideramos que la UNOPS debe implementar un mecanismo de participación directo para la industria farmacéutica nacional, que es estratégica para el desarrollo del País”, afirmó en un comunicado.

Según la Coparmex, existe la inquietud en el sector sobre posibles violaciones a derechos de propiedad industrial, ya que varios laboratorios detectaron que en la licitación que se dio a conocer el viernes 3 de diciembre, sobre medicamentos genéricos, se incluyeron fármacos que están protegidos por derecho de patente.

“Los laboratorios, tanto en lo individual, como a través de las asociaciones a las que se encuentran afiliados, han intentado establecer comunicación con UNOPS y el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para intentar aclarar la situación sobre estas claves.

“De no lograrse un entendimiento común, se corre el riesgo que UNOPS adquiera productos que están protegidos por una patente y se inicien juicios que podrían entorpecer la adquisición o distribución de los insumos”, dijo el organismo.