Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó ayer al Gobierno de Estados Unidos de estar detrás de la campaña de ambientalistas que se oponen a la construcción del Tren Maya.
«Hay, con propósitos políticos, no ambientalistas, una campaña contra el Tren Maya financiada por organismos internacionales y por empresarios mexicanos, y están utilizando a pseudoambientalistas», aseveró en Palacio Nacional.
«Ya hay cada vez más ambientalistas que no existían, que no tenían presencia, que están llegando; cómo el Gobierno de Estados Unidos está financiando grupos contrarios a nosotros, como el de Claudio X. González, y otros personajes opositores a nosotros y también asociaciones ambientalistas».
En su conferencia matutina, el Mandatario federal aseguró que el proyecto del Tren Maya no tendrá un impacto ambiental y pidió tiempo para revisar la suspensión emitida por un juez para detener los trabajos en el Tramo 5.
«Qué no vieron los ambientalistas que está precisamente en el Tramo 5 -por eso lo menciono- y cómo el trazo del Tren Maya respeta ríos subterráneos, no afecta cenotes. Tan es así que los campesinos, ejidatarios, pequeños propietarios, todos dieron su anuencia, pero este es un asunto de tipo político», consideró.
«¿Por qué no se pronunciaron en contra de Xcaret que hicieron ríos o desviaron ríos subterráneos? Eso ahí, en el Tramo 5, pero en Valladolid escarbaron para unir cenotes y cómo es que los ambientalistas nunca se dieron cuenta o el juez de Mérida, dónde andaba, no lo supo, no es su obligación, porque él ve solo escritos».
López Obrador sostuvo que situaciones como estas deberían cambiar, «porque un juez lo que tiene que procurar es la justicia, para eso está, para hacer justicia».

¡Participa con tu opinión!