Elizabeth García
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras su divorcio con Mauricio Ochmann, Aislinn Derbez compartió que lo tenía controlado como si fuera su perro.
La actriz dijo en el programa Hoy que su relación con el también actor tuvo cosas negativas, sobre todo por parte de ella, lo que atrajo varios problemas.
“Me di cuenta que yo era muy controladora, que quería controlar que todo fuera bien a unos niveles excesivos.
“Entonces todo me empezó a salir al opuesto. Todo lo que yo no quería que me pasara me empezó a pasar”, explicó.
La hija de Eugenio Derbez ha estado trabajando en su amor propio, ya que sabe que sólo eso le ayudará a tener relaciones sentimentales saludables en un futuro.
“Uno nunca sabe lo que significa amor propio gran parte de su vida, porque nadie nos enseña. Ahí me di cuenta que me tenía que empezar a tratar a mí misma, con ese amor que le tenía a mi propia hija, a mi familia, a mi esposo en ese momento. Yo dije ‘¿por qué si puedo amar a estas personas no lo puedo hacer conmigo?'”, externó.
Hace unos días, Ochmann presentó la demanda de divorcio en un tribunal de Los Ángeles, California; la pareja procreó junta a una niña de nombre Kailani, quien actualmente tiene 2 años.