Al señalar que la reactivación económica para los establecimientos de aparcamiento vehicular arrancará en el momento en que se abran los restaurantes y los comercios locales, el presidente de la Asociación de Estacionamientos Independientes, Mauricio López Muñoz, informó que la ocupación de los negocios que se mantienen operando ya no decayó más del 90%.
De acuerdo a la capacidad instalada, los estacionamientos reportan una ocupación máxima del 13% a lo largo del día, lo que se espera se mantenga así hasta el proximo 1 de junio, y es preocupante que la curva sanitaria por el COVID-19 no ha comenzado a descender, y las aperturas que se generen en algunas empresas debe ser con extrema sanidad.
Hasta el momento se ha observado que las personas que dejan sus vehículos en estos establecimientos, aprovechan ese tiempo para realizar trámites en oficinas de Gobierno, bancos, otros para conseguir accesorios indispensables para la vida diaria.
Además, la gente que llega en sus vehículos lo hace sola, ya no en familia, y el flujo de los clientes ocurre durante las mañanas, a partir de las cinco o seis de la tarde la zona centro se encuentra nuevamente paralizada, apuntó el presidente de la Asociación de Estacionamientos Independientes.
Por lo anterior, los negocios de estacionamientos han optado por cerrar entre siete y ocho de la noche, porque no conviene tenerlo abierto pues sólo representa gastar en energía eléctrica y riesgos diversos, motivo por el cual se ha optado por acabar temprano la jornada laboral.