Un menor de 16 años fue detenido por policías estatales, tras ser reportado por varias personas, debido a que caminaba por la avenida Eugenio Garza Sada y llevaba en sus manos una escopeta, lo que provocó miedo entre los habitantes y comerciantes de la zona.

Fue entre la carretera estatal No. 34 y la carretera estatal No. 66 donde los oficiales lo interceptaron y le aseguraron una escopeta hechiza, la cual llevaba cargada con cuatro cartuchos útiles calibre 20. El detenido fue trasladado a las oficinas de la Fiscalía General de la República, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.