Aunque quisiera tener un respiro las condiciones no le permiten al gobernador Martín Orozco Sandoval hacer un alto, ya que tan importante era finiquitar el asunto de la participación estatal en el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Isabi), como encabezar las jornadas de reflexión y recomendaciones sobre qué hacer para evitar el contagio y propagación del coronavirus, que aún cuando no se han dado casos aquí es necesario estar en alerta.

El martes 10 de marzo quedó cerrado el capítulo del Isabi, al firmar los gobiernos panistas de Aguascalientes, Guanajuato y Tamaulipas el convenio de coordinación con el organismo nacional de salud y previamente lo hizo el de Chihuahua.

La Asociación de Gobernadores de Acción Nacional, que encabeza Orozco Sandoval, destacó que se trata de un convenio de no adhesión que garantiza que no cederán a la Federación la administración de los sistemas de salud estatales, pero se coordinarán para lograr un servicio de calidad, gratuita y universal. En la firma del acuerdo que tuvo lugar en la capital del país participaron Juan Ferrer, director del Isabi y los gobernadores de Aguascalientes, Martín Orozco; de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez y Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, además Javier Corral, de Chihuahua, lo hizo el 6 de febrero.

Al días siguiente, el titular del Poder Ejecutivo estatal explicó que Aguascalientes se integró al sistema único de salud encabezado por el gobierno federal, con lo que participa bajo las reglas generales de operación, al mismo tiempo conserva la rectoría de hospitales y centros de salud y como parte de las negociaciones se logró una partida superior a los 120 millones de pesos, que permitirá la terminación del hospital de Pabellón de Arteaga, entre otras obras de salud.

Para cumplir con los compromisos adquiridos, MOS adelantó que se abrirá un padrón estatal, que partirá de la base del desaparecido Seguro Popular, con lo que todas las personas que carecen de seguridad social pueden ser incorporadas en el nuevo modelo, no obstante dejó en claro que la gratuidad de los servicios médicos deberá de ser paulatina y conforme al presupuesto que se reciba de la Federación y con lo que disponga el estado.

Martín Orozco subrayó que lo más importante del arreglo fue mantener el control de los servicios locales, lo que dicho sea de paso genera un gran beneficio al personal, ya que por una parte termina la incertidumbre que hubo en todos estos meses sobre las condiciones en que quedarían y al mismo tiempo evita que, de haber pasado a la Federación, tendrían que cubrir una serie de requisitos para su incorporación a la plantilla nacional, lo que saben que tarda tiempo en cumplirse los ajustes.

Por otra parte, ante la amenaza latente del coronavirus, MOS ha encabezado reuniones con directivos y personal del Sector Salud, en las que ha reiterado la exhortación a todos los aguascalentenses para que cumplan las recomendaciones que evite la transmisión del germen, principalmente el lavado constante de manos, utilizar antibacterial con un 70% de alcohol, no saludar de mano ni de beso, que al toser o estornudar la persona se cubra con el ángulo interior del brazo.

Al mismo tiempo el mandatario instaló el Comité de Médicos Especialistas en Áreas de Epidemiología, que diariamente harán una evaluación de la situación que se presenta en el estado, lo que se suma a las estrategias que deberá cumplir todo el sector salud, cuyas acciones serán del conocimiento permanente del gobernante.

También se tiene previsto atender físicamente a todas las personas que presenten algún síntoma y se dará respuesta a las dudas e inquietudes que tenga la población sobre esta enfermedad; son acciones que se comparten con empresarios a fin de que se integren a esta campaña y en sus fábricas, negocios y empresas hagan extensivas las instrucciones a sus empleados, además que éstos hagan llegar a familiares y amistades las recomendaciones que hay para evitar o combatir el Covid. 19, como se conoce al coronavirus.

Orozco Sandoval ha sido reiterativo en señalar que de cada uno de los habitantes depende que el estado esté a salvo de esa infección, y que se tenga presente que ha sido causante de casi cinco mil muertes en muy poco tiempo y miles de infectados bajo cuarentena, por lo que si no se quiere entrar en ese túnel es indispensable cumplir al pie de la letra las indicaciones.

RELEVO EN MORENA

Todo parece indicar que la telenovela en Morena está próxima de llegar a su fin, luego que el dirigente transitorio nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, anunció que el 19 de julio tendrá lugar la elección del comité directivo estatal, lo que de no haber algún cambio de última hora se terminará una serie de desencuentros, al grado que en poco más de 15 meses ha tenido varios presidentes.

Un organismo que nació bajo la organización y mando de Andrés Manuel López Obrador, mantuvo un perfil conservador hasta 2018 cuando el hoy Presidente de la República se perfiló al triunfo, lo que impulsó un deseo irrefrenable de varios operadores locales, que buscaron hacerse de la dirección o ser tomados en cuenta para alguna candidatura de elección popular.

Las aspiraciones se entramparon como reflejo de las desavenencias que también se han vivido en el comité nacional, por lo que aquello que apuntaba para ser un partido predominante se estancó, lo que ha sido aprovechado por los partidos satélite que se aprovecharon para superar a su benefactor.

Como no hay convocatoria habrá que esperar los requisitas que deben cumplir los interesados y determinar si pueden aspirar quienes ya han ocupado los dos principales cargos y bajo qué condiciones quedarán quienes obtengan el triunfo, porque no debe olvidarse que en 2021 habrá elecciones de diputados federales, por lo que si no hay un impedimento el nuevo dirigente podría encabezar una de las fórmulas, de ahí la importancia de lo que tendrá lugar en cuatro meses.

El propósito de Ramírez Cuéllar es que ese 9 de julio sea la elección del Comité Ejecutivo Nacional y de los comités de las 32 entidades federativas, en las que él y la secretaria general, que hasta hace unas semanas fue encargada del CEN, Yeidckol Polevnsky, pudieran participar para el máximo cargo.

Se espera que esta vez terminen las pendencias, que no sólo enfrentan sino que dejan atrás lo verdaderamente importante, como es consolidar el proyecto político y en lo que deben estar comprometidos los comités estatales y el nacional, porque de su respuesta depende el resultado de los comicios constitucionales que tendrán lugar el año próximo.

EN ASCUAS

Las armadoras nacionales de automóviles pasan por momentos críticos, debido a la presencia del ya famoso coronavirus y de la actitud de los profesores del SNTE y la CNTE, que utilizan la ocupación de las vías férreas como medida de presión para obtener respuesta a sus demandas gremiales.

El problema ya empezó a hacer crisis en empresas locales al despedir al primer grupo del  personal eventual, ya que las firmas extranjeras no están dispuestas a soportar pérdidas millonarias por cuestiones totalmente ajenas a su propia actividad.

Un tercer factor que impacta la producción automotriz es la baja de ventas a nivel mundial, lo que de alguna manera pudiera ser manejable por las mismas compañías con una serie de estrategias para recuperar el mercado, pero en la interrupción de los trenes que transportan los vehículos a los puertos de envío les resulta imposible actuar.

Por varios años ha sido costumbre en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de alumnos de las normales instalar campamentos sobre las vías, para exigir plazas de nuevo ingreso, la reinstalación de algunos compañeros o el pago de alcances millonarios que no han sido cubiertos por el gobierno federal o de los estatales, actitud que ahora copiaron miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en demanda que se democratice la agrupación.

El Código Penal Federal, en el artículo 167, fracción III, establece que “Se interpondrán de uno a quince años de prisión y de 100 a 10 mil días de multa al que, para detener los vehículos en un camino público, o impedir el paso de una locomotora, o hacer descarrilar ésta o los vagones, quite o destruya los objetos que menciona la fracción I (rieles, durmientes), ponga algún estorbo, o cualquier obstáculo”, lo que naturalmente se lo pasan por el arco del triunfo los demandantes de respuesta ya que saben que en México la autoridad es sumamente laxa.

PERÍODO DIFÍCIL

La economía mundial es zarandeada por el coronavirus y combinada con la rivalidad de países petroleros, que aumentaron la producción y en algunos casos redujeron los precios, lo que cimbró las bolsas de valores e hizo caer el valor de varias monedas. Entre ellas el peso.

Pese a que reconoció que la expansión del germen y la falta de acuerdos entre la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) pueden afectar la situación económica del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió calma, ya que confía en que sea una situación pasajera y no deje secuelas en México.

“A nivel mundial ha habido una afectación en lo económico, en lo financiero, sí nos ha afectado. Lo mismo, tuvimos problemas porque no hubo acuerdo en la OPEP y hay una caída en los precios del petróleo que nos afecta, que nos depreció el peso. Pero pensemos que vamos a recuperarnos, porque estoy optimista, primero, porque tenemos finanzas públicas sanas, tenemos buenas reservas y no tenemos déficit faltante en nuestra recaudación de impuestos, está habiendo buenas señales en cuanto a crecimiento económico, ya detuvimos la caída en la producción petrolera “.

Insistió que se debe tener confianza, “esperemos que se normalice la situación en las bolsas, en los mercados en general Sí están afectando las bolsas del mundo y estamos esperando que haya normalidad, que haya tranquilidad, que tengamos estabilidad económica y financiera.”.

Dijo que ha seguido paso a paso la situación y sostiene reuniones con los integrantes de su gabinete económico, sobre todo ante la caída en los precios del crudo, “si esto no lo hubiéramos logrado (el freno a la caída en la producción), nos hubiese pegado mucho pero estamos ya produciendo más petróleo y con una tendencia a tener más producción En fin, consideramos que vamos a salir adelante, decirle a la gente que estamos pendientes y actuando con eficacia”.

Por su parte el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, aseguró que ante la caída de los precios del crudo y el posible impacto por el coronavirus, los ingresos del gobierno federal están cubiertos por varios mecanismos y no sólo por la cobertura petrolera.

En cuanto a la deuda pública, el funcionario recordó que ante los movimientos cambiarios, el 70% de la deuda pública está en pesos, 100% está en tasa fija y la mayor parte en vencimiento de largo plazo, y la mayor parte en vencimiento de largo plazo, por lo tanto “México tiene un blindaje que es muy, muy claro, en particular el servicio de la deuda, que está asegurado casi a 100%”, sostuvo

Hizo mención que los recursos en moneda extranjera que requiere el gobierno ya fueron fondeados en enero, por lo que la incertidumbre actual no afecta este proceso, “nos preparamos para algo como lo que pudiera haber pasado ahorita y no importa la evolución que tengan ahora ese tipo de cosas, los recursos ya están allí”.

Herrera dijo que para hace frente a la volatilidad se tiene también una línea de crédito flexible por 60 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), además están los fondos de estabilización de los ingresos petroleros, que cerró 2019 con 158 mil millones de pesos y el de estabilización de los ingresos de las entidades federativas, con alrededor de 60 mil millones de pesos.

Otro punto igual de importante señaló el secretario de Hacienda y que se refiere a que aún cuando los ingresos petroleros representaron casi 4% del Producto Interno Bruto (PIB), se contrató coberturas petroleras para asegurar el precio de 49 dólares por barril establecidos en el presupuesto, coberturas que costaron mil 150 millones de dólares y cubren la totalidad de los ingresos petroleros.

El Banco de México (Banxico) y Hacienda entraron al quite para evitar que el peso se desplomara. El lunes pasado, a media jornada, arrastrado por la caída de los precios del petróleo, el avance del coronavirus y la caída del comercio exterior chino, la moneda nacional llegó a cotizar en 21.50 pesos por dólar, por lo que la Comisión de Cambios (integrada por Banxico y Hacienda) anunció un incremento de coberturas cambiarias de 20 mil millones a 30 mil millones de dólares y dejó abierta la puerta para aplicar medidas adicionales, ya que son medidas para mantener un funcionamiento ordenado del mercado cambiario.

Esta intervención le quitó presión al peso, que había sido la moneda emergente más castigada tras el desplome de los precios del petróleo,  provocó un regreso a la baja del dólar.

VIRUS AGRESIVO

La Declaración de la Organización Mundial de Salud (OMS) de pandemia al coronavirus (Covid-19) dio una fuerte sacudida a la economía mexicana, al provocar la caída de los mercados, un incremento del dólar y una baja en la perspectiva de crecimiento del país.

El responsable de la Secretaría de Hacienda anunció que el gobierno busca determinar una respuesta al impacto por la pandemia, por lo que “tenemos que asegurar que sea suficiente (la acción), entonces coordinándonos con la Secretaría de Salud que está haciendo estimaciones con sus modelos epidemiológicos, y estamos tomando eso para modelar cuáles son los impactos en la economía y a partir de ellos vamos a ir modelando cual es la respuesta adecuada”.

Como consecuencia de la declaración de la OMS, Bank of America (BofA) y Scotiabank recortaron sus expectativas de crecimiento para México este año. El BofA estimó que la economía caerá 0.1% o  crecerá sólo 0.5%, mientras que Scotiabank prevé que apenas avance 0.4%.

Con cuestiones a los que están expuestos las finanzas públicas y Pemex, con menores precios del petróleo, lo que aumenta el riesgo de recortes en las calificaciones e incertidumbre en la economía y reduce capacidades fiscales y limita la inversión, sostuvo BofA. Scotiabank prevé además menor inversión y consumo, baja en la tasa de interés de referencia y un alza del dólar.

Hay atención en los organismos empresariales, es el caso de la Concanaco, que pidió al gobierno no tomar medidas en exceso pues aún no hay una etapa de emergencia en el país y se están realizando medidas preventivas, a su vez economistas del HSBC consideraron inevitable una recesión en la Unión Europea, por estragos del coronavirus. Hace 11 años, la pandemia por la influenza (H1N1) restó un punto porcentual al PIB mexicano por la caída del turismo, comercio y servicios, y el efecto negativo se combinó con la contracción de la economía global por la crisis financiera iniciada en 2008, factores que llevaron el PIB del país a una caía anual de 5.29%.

SIN PRISA

Pese al avance que registra el coronavirus a nivel global, las autoridades de Salud mantienen al país en la fase 1, lo que motiva que desde distintos frentes se pida que se pase a la fase 2 para cerrar el paso a un problema que podría rebasar la capacidad de atención.

México presentaría contagios locales a finales de marzo, lo que implicaría entrar en la fase 2, según proyecciones de la Secretaría de Salud (SSA), por lo que de acuerdo con el subsecretario de esta dependencia, Hugo López Gatell, se ha calculado que la fase 1, que contempla la detección de casos de pacientes que se contagiaron en el extranjero, tendría una duración de 40 días, sin embargo tras conocer la velocidad del contagio en otras naciones, el período se acortó a sólo 30.

Con los 16 casos confirmados importados hasta el momento, se prevé que en un período de 15 días el país podría presentar transmisión comunitaria, lo que afectaría a cientos de personas, que a decir de López Gatell “detectamos el primer caso el 27 de febrero, en nuestras modelaciones matemáticas habíamos calculado hasta 40 días antes de que llegara a la fase de transmisión comunitaria. Si tomamos la experiencia directa de los países de Europa y Estados Unidos, es probable que tengamos 30 días de lapso, esto quiere decir que de aquí a 15 días aproximadamente podríamos estar en una fase de transmisión comunitaria” y los casos estimados se contarían “por cientos”.

El funcionario afirmó que de acuerdo a las proyecciones, ya en la fase 2, el 80% de los casos podrían ser leves, el 14% graves y 1% muy graves, por lo que debería instalarse filtros en las escuelas, oficinas y lugares de trabajo, además de filtros sanitarios, por lo que “si alguien tiene síntomas, fiebre, tos, etcétera, se le sugiere ir a casa, ya sea un niño en la escuela, un joven en la universidad o una persona en su trabajo”, aunque descartó se declare una emergencia.

“No hay duda que es una epidemia, pero no reúne las características para ser considerado una emergencia en este momento, en este escenario uno, muy probablemente durante el escenario dos, en la medida que tengamos pequeños brotes comunitarios en conjunto, se contaría por cientos y principalmente que no rebase la capacidad hospitalaria”, puntualizó el subsecretario de Salud.

Mientras las autoridades deciden cuándo podría declarar la emergencia, instituciones universitarias, la Cámara de Diputados y dependencias de gobierno adoptaron diversas medidas para suspender clases o eventos, para mitigar la cadena de contagios.

El Tecnológico de Monterrey anunció que a partir del próximo martes 17 cancelará las clases presenciales en todos sus niveles educativos e iniciará un programa de continuidad educativa en línea, la medida impactará 180 mil alumnos y 30 mil colaboradores en todo el país y será durante el receso de Semana Santa cuando revaluará la continuidad de dicha suspensión.

La cancelación de cursos también serán implementados por la Universidad Tec-Milenio, en tanto, especialistas de la UNAM dieron a conocer en conferencia de prensa que a partir del 23 de marzo se limitará la concentración de personas en lugares cerrados y se cancelará viajes académicos al extranjero. En un comunicado se resaltó que “no se prevé por ahora, la suspensión de clases en los salones, pero se reducirá el número de eventos masivos en lugares cerrados”, por lo que “se alistará un proyecto académico para que eventualmente alumnos y profesores puedan trabajar desde sus domicilios”.

El Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) informó que el próximo martes se suspenderán todas las actividades programadas en el auditorio Raúl Bailléres. La Universidad Panamericana suspendió clases el viernes y sábado; la Universidad La Salle y la UNAM comenzaron a suspender actividades masivas y extraordinarias, como conferencias. La Universidad Intercontinental anunció que tiene preparado un plan de contingencia, en caso que la Secretaría de Salud y la SEP decreten un paro de actividades académicas en todos los niveles.

Por parte del gobierno federal la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que se han reducido los viajes de delegaciones a países con altos niveles de brote del coronavirus; la mesa directiva de la Cámara de Diputados dispuso agilizar los trabajos del pleno y cancelar cualquier evento que no sea de carácter legislativo, como visitas, foros y exposiciones, también se recomendó evitar saludos con besos y abrazos, a su vez el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anunció la restricción de ingreso de los ciudadanos a los espacios donde se dan las sesiones públicas de la sala superior,  las cinco salas regionales y la sala especializada y adelantó la postergación de actividades públicas de manera indefinida.

APOYA A MÉXICO

La parsimonia con que actúan las autoridades mexicanas para aprehender a los narcotraficantes obligó a Estados Unidos a proceder por su cuenta y dentro de su propio territorio capturó a 750 miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Lo anterior fue durante la primera parte del operativo llamado Proyecto Python que concluyó el pasado 11 de marzo en diversas ciudades de la Unión Americana. Uttam Dhillon, director de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), detalló que  esta última semana del operativo se trabajó intensamente y durante varias redadas se incautaron 15 mil kilogramos de droga y casi 20 millones de dólares.

Además la DEA incluyó a Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, presunto líder del Cártel, en una lista de los fugitivos más buscados y lo catalogó como armado y peligroso, y de manera paralela el Departamento de Estado ha emitido una de las mayores recompensas de narcóticos de la historia, 10 millones de dólares por información que conduzca al arresto del narcotraficante mexicano, con lo que esperan desmembrar totalmente esta banda que opera en gran parte del territorio mexicano y es una de las principales exportadoras de toda clase de enervantes a EUA, al ir en contra de todos los niveles del cártel, “así que no estamos atacando sólo a los líderes y así creemos que tendremos más impacto”, especificó Dhillon, que en su primera fase arrojó buenos resultados y en cuanto se recolecte inteligencia “arrancaremos la fase dos”.