Sobre la crisis de salud que no ha sido posible superar y que arrastra a la debacle económica, en mucho tiene que ver el no respeto al Estado de Derecho por parte de los órdenes de Gobierno, pues cada uno quiere seguir sus propias reglas y sujetarse a distintos procedimientos, de ahí que cada estado “sigue jalando en el sentido que le conviene y algunos ignoran lineamientos generales”.

Así lo consideró el presidente del Colegio de Abogados, Juan Fernando Amador Macías, quien hizo un llamado a las autoridades estatales y federales a que se determinen claramente lineamientos que permitan dar tranquilidad a la ciudadanía, pues ahora con los “famosos semáforos” por tiempo de la pandemia por el COVID-19, impera la incertidumbre y en muchos el temor al contagio.

Las dudas que surgen en la sociedad es porque la información viene y va de las autoridades estatales y federales, pero no han logrado ponerse de acuerdo para dar algo uniforme, en tanto que Aguascalientes es el estado que primero ha reactivado su economía; si bien es por la necesidad que ya se tiene en las familias y en las empresas, pero se requieren lineamientos más precisos que garanticen confianza en los pasos que se están dando.

“El problema es que habiendo Estado de Derecho, éste se violenta y en definitiva no se ha impuesto ningún orden que rija al país y que los gobiernos estatales sigan con claridad, antes bien, argumentando la libertad de los gobiernos y para evitar enfrentamientos, se ha dado la libertad de que cada entidad haga lo que considere está bien, ahora sólo se debe pedir que no se tomen decisiones que arriesguen a la población”.

Ante la falta de acuerdos, consideró que en Aguascalientes las autoridades han tomado decisiones acordes a lo que económicamente se requieren, pero ahora hay que mantenerse atentos de que no haya más afectaciones porque la pandemia por el coronavirus persiste, y se ha dicho que la gente se tendrá que acostumbrar a vivir con la enfermedad pero seguir lineamientos.

Los lineamientos que se han establecido para que la actividad económica resurja y con esto la convivencia social en situación especial, es que no sólo sean emitidos protocolos sanitarios para el trabajo, sino que éstos sea cumplidos, pero se debe dejar de poner a prueba la capacidad de la autoridad, antes bien, hacer que la sociedad atienda el llamado y que todo se haga conforme a un Estado de Derecho, pues para eso es que se tienen reglas y estrategias que sólo deberán ser cumplidas.