Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que ha sido «horrible» enfrentar la pandemia del Covid-19 y afirmó que el semáforo rojo fue decretado en la Ciudad de México y en el Estado de México para evitar que rebasara al sistema de salud.

«No es fácil, ha sido terrible enfrentar esta pandemia, pero vamos saliendo. Ahora se tuvo que decidir, por los médicos, declarar en semáforo rojo en la Ciudad de México por el número de contagios y para evitar que nos rebasara la pandemia y no se contara con camas, con equipos, con los médicos suficientes para atender enfermos», señaló.

A pesar de eso, López Obrador afirmó que el aumento de casos sólo es en ocho estados, por lo que sostuvo que en la mayor parte del País está controlada la situación.

«Afortunadamente esto no es lo que está pasando en todo el País. De 32 entidades federativas, sólo en ocho estados tenemos incremento de contagio. En el resto de los estados, en la mayoría, está la pandemia controlada», dijo.

En su segunda visita del día a un tramo de la obra del Tren Maya, el Presidente indicó que es complicado cerrar la actividad económica para evitar los contagios, por lo que la estrategia de su Gobierno ha sido «equilibrar».

«La estrategia nuestra consiste en equilibrar, en buscar que se cuide la vida y también que se promueva la actividad económica», apuntó.

López Obrador resaltó también que a la fecha ya se tienen los compromisos para conseguir las vacunas contra el virus y que la vacunación comenzará este mes.

Resaltó el convenio de México con las empresas farmacéuticas, así como el hecho, comentó, de que el País mantiene buenas relaciones con los Gobiernos extranjeros donde se encuentran.

«Ha sido acertado el no pelearnos con nadie, no tenemos diferencias con ningún Gobierno del mundo», expresó.