Frente a los fuertes vientos que se han presentado en los últimos días en Aguascalientes, los cuales han representado un riesgo para la seguridad de las personas y sus propiedades, incluyendo vehículos, la presidenta de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC), Leonor Vásquez Marín, resaltó la importancia de disponer de seguros adecuados para la protección de los bienes en el estado, especialmente ante los riesgos vinculados a desastres naturales y otros eventos imprevistos.
La dirigente de la AMASFAC destacó la necesidad de estar preparados para enfrentar posibles desastres naturales o incidentes tales como robos, subrayando la paz mental que proporciona contar con el respaldo de una compañía aseguradora ante estas eventualidades. Remarcó la conveniencia de adquirir un seguro de hogar, particularmente antes de la temporada de vacaciones, para asegurar tanto el inmueble como a quienes residen en él.
Vásquez Marín explicó que el seguro de hogar no solo ampara la estructura física de la propiedad, sino también los bienes contenidos en ella, proporcionando una protección integral que abarca la responsabilidad civil por accidentes personales tanto dentro como fuera de la residencia. Esta cobertura se extiende igualmente a personas que puedan sufrir accidentes al realizar trabajos ocasionales en el domicilio, como el personal de limpieza o empleados temporales.
Además, subrayó la importancia de considerar la contratación de seguros en un entorno donde los fenómenos naturales son cada vez más frecuentes. Resaltó que, durante el año 2023, la industria de seguros enfrentó retos considerables debido a un número récord de 142 catástrofes naturales, los cuales generaron pérdidas económicas significativas, estimadas en 108 mil millones de dólares. Entre los siniestros más devastadores se incluye el terremoto que afectó a Turquía y Siria, demostrando la vital importancia de contar con una cobertura aseguradora adecuada.
Para concluir, Vásquez Marín enfatizó la trascendencia de estar adecuadamente preparados y protegidos frente a los diversos riesgos que pueden comprometer nuestro patrimonio.