El director del CIDE, Alberto Aldape Barrios, aseveró que los empresarios ya deberían estarse capacitando a través de sus organismos gremiales sobre la nueva realidad de los negocios, empezando por los protocolos de salud que habrán de aplicarse invariablemente para salvaguardar la integridad y el bienestar de sus colaboradores y clientes.
“Durante un tiempo, los comercios y una diversidad de giros empresariales deberán adoptar una nueva forma de atender a sus clientes mediante el uso de cubrebocas, el uso del gel antibacterial, que no se junten las empresas en el mostrador, como aprender a manejar los productos perecederos”, recalcó.
Agregó que toda esta información se encuentra en protocolos y los empresarios deben aprender a manejarlo y estar listos para que en el momento en que se abra la actividad económica al 100% se encuentre en condiciones de funcionar de acuerdo a las nuevas reglamentaciones.
El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial señaló que es evidente que muchos empresarios y ciudadanos piensan que no sucede nada con el COVID-19, incluso piensan que la autoridad no los obligará a aplicar esos protocolos, porque esos se generan sólo para las empresas grandes, pero en realidad es para todos.
En entrevista con El Heraldo, Alberto Aldape Barrios recalcó que los gobiernos deberán hacer campañas de intensa difusión de las nuevas reglamentaciones, cuya labor deberá estar apoyada por los organismos empresariales para bajar la información a sus afiliados, esto para que los protocolos y medidas sanitarias lleguen a todos los rincones de la sociedad.
“Es importante que la ciudadanía tome conciencia que el virus no desaparecerá de un día para otro, hay que entrar a vivir dentro de una nueva normalidad, donde la convivencia deberá ser diferente, donde todos asuman la parte que les corresponde para cohabitar en los negocios en un entorno económico seguro para todos”, indicó finalmente.